Un grupo de científicos chinos ha conseguido modificar, de manera activa y dirigida, una parte del genoma de embriones humanos, algo que no sólo no se había hecho nunca hasta ahora sino que abre la puerta a toda una serie de consecuencias, tanto científicas como morales y éticas.

Durante los últimos años, las herramientas que permiten editar el genoma humano han ido volviéndose cada vez más avanzadas. En cierto sentido, y sobresimplificándolo, permiten “copiar” y “pegar” partes del genoma para introducir las modificaciones deseadas. Se había conseguido curar enfermedades congénitas en algunos ratones, por ejemplo.

Advertisement

Pero hasta ahora, la mayoría de iniciativas en humanos pasaban por la mera posibilidad de alterar la carga genética de una persona, no llevarlo a cabo, que es lo que un grupo de investigadores chinos de la universidad de Yat-sen han realizado y publicado posteriomente.

El equipo trató de modificar el genoma de un embrión no viable que llevaba una enfermedad mortal congénita de la sangre. Los resultados fueron mixtos. Para realizarlo se utiliza una tecnología conocida como CRISPR que en esencia corta las partes de ADN que interesan (y que contienen la enfermedad) y las sustituye posteriormente con otros fragmentos.

El problema es que CRISPR aún no tiene el nivel de precisión deseado y el cambio concreto produjo mutaciones no deseadas en otras partes de la cadena. CRISPR tiene el potencial para ser uno de los avances médicos más importantes de la historia, pero hasta que esté complemente lista varios científicos están pidiendo que estudiemos detalladamente todas las consecuencias que modificar libremente el genoma humano pueda implicar.

Advertisement

No sólo a nivel inmediato, alterar la carga genética de un humano podría tener consecuencias para dos, tres incluso más generaciones posteriores. Cualquier enfermedad cuyo origen radique en un gen podría ser, hipotéticamente, eliminada. También podría ser el origen, en un futuro, de seres humanos diseñados a medida, perfectos y genéticamente mejorados. Como en GATTACA. [vía Yahoo Finance, Business Insider, Nature]

Imagen: Sergey Nivens/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)