Piensa en cualquiera de los tráilers de cine que has visto últimamente. Llega un momento en el que comienza a sonar un estruendo grave cada poco tiempo. Aparece el villano (BWWOOOOMM). El héroe dice algo (BWWOOOOMM). Explota un coche (BWWOOOOMM). Es el sonido del hype.

No es cosa de un solo tráiler. Ese sonido aparece en cerca de una veintena de avances de películas recientes. Lo escuchamos en Ghost in the shell. También en John Wick 2, en Furious 7, en Wonder Woman y en Power Rangers: The movie. Este vídeo recopila una larga lista de tráilers que lo usan.

El BWWOOOOMM de todos estos tráilers no es más que la nueva versión del cuerno de Inception, un peculiar sonido que se convirtió en una auténtica plaga hace tres años. Apareció por primera vez en el tráiler de la película de Nolan, y desde entonces se ha usado hasta la extenuación. Suena algo así como BRAAAAAAAAM (Sigue el enlace y no te arrepentirás. Es estupendo para dar un toque épico a cualquier conversación: -Voy a hacer la comida BRAAAAAAAM. Son croquetas de jamón. BRAAAAAAM-).

Advertisement

Desde Inception, lo hemos podido escuchar en World War Z, Transformers, Star Trek: Into Darkness, Pacific Rim, y muchas otras más. También es moneda de uso común en tráilers de videojuegos.

La banda sonora de Inception es obra de Hans Zimmer. El famoso compositor fue el primero en elaborar una versión del sonido, pero el creador de la versión final del cuerno de Inception es Mike Zarin, que fue el músico encargado de dar vida a la banda sonora del tráiler.

Advertisement

El cuerno de Inception es un sonido creado a partir de la fusión de cinco instrumentos de viento tocando una sola nota sostenida a todo volumen: un trombón, una trompa, un fagot, una tuba y unos timbales.

¿Qué sentido tiene meter en un tráiler semejante estruendo que parece salido de un ejército de demonios saliendo por las puertas del infierno? El la pregunta está la respuesta. Ni el BWWOOOOMM ni el BRAAAAAAAM aportan nada a nivel de lo que cuenta el tráiler, pero tocan una fibra sensible a un nivel muy profundo del subconsciente. Ese estruendo nos pone nerviosos y en estado de alerta. El sonido evoca una sirena, el rugido de algún animal, tambores de guerra orcos y una tormenta todo a la vez. Está literalmente diseñado para levantarnos del asiento y subirnos el pulso, para que nos asombremos. Es ideal, en definitiva, para crear la atmósfera de tensión perfecta para películas de acción o suspense.

El cuerno de Inception ni siquiera es pionero en esto de elevarnos la adrenalina. Matrix fue una de las primeras películas en hacerse famosa por el uso de los graves. La tendencia comenzó incluso antes. El gran cambio que propició la experimentación con frecuencias y sonidos sintéticos complejos fue la llegada del sonido 5.1 y sus poderosos graves a las salas de cine. La música electrónica también tiene mucho mérito al respecto.

Desde entonces la técnica no ha cambiado mucho. Los tráilers los crean empresas cuyo objetivo es precisamente crear hype en el espectador, pero también están sujetos a tendencias de marketing y modas. La de 2017 es BWWOOOOMM. ¿Con qué nos subirán el pulso en 2018? [Más información: Vulture, The Verge y Indiewire]