El 20 de julio de 1969, el ser humano puso el pie por primera vez sobre la Luna. No falta, sin embargo, quien cree que aquel aterrizaje fue un engaño hecho realidad por Stanley Kubrick y urdido por el gobierno estadounidense para marcarse un tanto frente a la URSS. La hija del director del afamado director de cine tiene unas palabras al respecto.

La principal teoría de muchos grupos de magufos y conspiranoicos es que la NASA contrató a Stanley Kubrick para rodar la supuesta llegada a la Luna en un hangar secreto. La idea está tan extendida que hasta existe un documental (completamente falso) en el que hicieron un montaje de Kubrick reconociendo que era cierto.

Advertisement

Advertisement

La hija del director, Vivian Kubrick se había mantenido en silencio hasta ahora pese a que le han preguntado por la cuestión muchas veces. Sin embargo, la reciente llegada de la sonda Juno a Júpiter, celebrada por científicos de todo el mundo, le ha parecido un buen momento para dedicar una carta a todos estos “buscadores de la verdad”. Su carta, publicada en Twitter, dice:

¿En serio? ¿En serio creéis eso sobre mi padre? ¿Creéis eso de un artista cuya integridad y conciencia política se ha manifestado en todas y cada una de sus películas? ¿Creéis eso de un cineasta que ha llegado a poner en peligro su vida por defender temas polémicos en su cine y aún así ha continuado haciéndolo? ¿No creéis que más bien sería la última persona en asistir al gobierno de Estados Unidos en una traición semejante a su propio pueblo?

Hay muchas conspiraciones que sí son reales y que han ocurrido a lo largo de la historia. Incluso que ocurren en la actualidad. Yo misma soy consciente de las horribles manipulaciones que llevan a cabo nuestros gobiernos, nuestros servicios secretos, banqueros o la industria militar, pero ¿Clamar que el aterrizaje en al Luna fue un montaje que filmó mi padre? Sencillamente no puedo entenderlo. No puedo entender como uno de los grandes defensores de la humanidad podría cometer semejante traición.

Creo que las obras de mi padre son su defensa más incuestionable.

Finalmente, y poniendo a un lado el amor que siento por mi padre, es que le conozco. He vivido y trabajado con él, así que perdonadme el tono si os digo categóricamente que la supuesta verdad que persiguen estos cascarrabias malintencionados (que mi padre conspiró con el gobierno de Estados Unidos para fingir el aterrizaje en la Luna) es simplemente una mentira grotesca.

Por supuesto, se trata de la hija de Stanley Kubrick y no falta quien dirá que quizá hasta ella misma es cómplice en la conspiración. Pena que, según las matemáticas, si la llegada a la luna fuera una conspiración, ya se habría sabido hace mucho. [Twitter vía Bleeding Cool]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.