En enero de 2006, la sonda New Horizons partió hacia lo desconocido. El 14 de julio de 2015 pasó por Plutón, a solo 12.500 kilómetros del planeta enano. Desde entonces hemos visto multitud de fotos increíbles y poco a poco conocemos más datos sobre estos nuevos horizontes.

Ahora Science publica el primer estudio realizado sobre los datos que recogió la sonda durante su breve fly by por Plutón. “Antes de New Horizons prácticamente no sabíamos nada de Plutón” dice Alan Stern, que dirige la misión. El artículo lo firman él y otros 150 científicos, un equipo enorme.

Tres meses después, estas son las conclusiones más asombrosas de New Horizons sobre el planeta enano:

  1. Plutón no está muerto, sigue geológicamente activo. Los científicos imaginaban un mundo helado y sin actividad geológica por la distancia hasta el Sol, pero nada mas lejos de la realidad. Algunos de los accidentes geográficos de Plutón tienen apenas unos millones de años (muy jóvenes, si tenemos en cuenta que el planeta enano se formó hace 4.500 millones de años) y lo más probable es que siga activo. Lo que la NASA no se explica aún es por qué, de dónde sale esa energía.
  2. Hay agua por todas partes y glaciares de nitrógeno. Casi todo se congela en Plutón a medida que se aleja del Sol en su órbita de 248 años. Las planicies rojas de hielo están formadas por nitrógeno, monóxido de carbono y metano. Y hay glaciares por los que todavía fluye el hielo. Pero además New Horizons detectó numerosas regiones pequeñas que contienen abundante agua helada. Hay lechos de H2O congelado en las montañas de Plutón.
  3. Tiene montañas de 3.000 metros y precipicios de hasta 600. El famoso corazón de Plutón, la región de Tombaugh, concentra muchos de estos accidentes geográficos. En esta zona brillante hemos visto cordilleras de hielo con picos de 2.000 y 3.000 metros, además de fosas y cráteres de otros cientos de metros.
  4. ¿Los contrastes de color? Son compuestos orgánicos. La misteriosa diferencia de color en la zona central de Plutón se debe a los compuestos orgánicos de un rojo oscuro que se producen cuando la luz del Sol incide sobre la superficie del planeta. Se generan a partir del metano y los otros elementos de la corteza.
  5. Tiene atmósfera y no está desapareciendo. Hay una neblina atmosférica a 150 kilómetros de la superficie de Plutón que, en contacto con la luz, produce un bonito cielo azul como el de la Tierra. Contiene partículas de hidrocarburos de acetileno (C2H2) y etileno (C2H4).
  6. La presión atmosférica es más baja de lo que creíamos. Plutón tiene una presión muy bajita en su superficie, de solo 10 microbares (en la Tierra es de 1.013.250 microbares). Es todavía más baja de lo que los científicos calculaban. Podría ser porque Plutón haya perdido algo de masa recientemente o porque nuestros cálculos eran erróneos.
  7. Es más pequeño y denso de lo que se pensaba. En esto también nos equivocábamos, pero por muy poco. Plutón mide exactamente 2.374 kilómetros de diámetro. La densidad del planeta enano y la de Caronte, su luna más grande, difieren en poco menos del 10%. Los investigadores creen que los precursores de ambos cuerpos celestes tenían una composición rocosa similar antes de colisionar. Las implicaciones de este descubrimiento pueden ayudarnos a entender el origen del cinturón de Kuiper.
  8. Caronte también sigue activa. Al igual que Plutón, el satélite mayor tiene enormes cañones y cráteres, y movimientos tectónicos que apuntan a que sigue teniendo actividad geológica. Más evidencias de que los cuerpos celestes del cinturón de Kuiper no están tan inactivos como pensábamos. La influencia del sistema Plutón-Caronte hace que los satélites más pequeños estén girando muy rápido.
  9. Nix e Hidra están cubiertas de agua cristalina. El sorprendente brillo que emiten estas dos pequeñas lunas de Plutón nos lleva a pensar que tienen hielo de agua limpia por toda su superficie. Los científicos no son capaces de explicar aún cómo es posible que Nix e Hidra hayan mantenido ese color impoluto después de miles de millones de años sufriendo los impactos de material oscuro (proveniente de Caronte y de meteoritos del cinturón de Kuiper).

Advertisement

New Horizons está a casi 5.000 millones de kilómetros de la Tierra, y se está adentrando en el cinturón de Kuiper donde puede descubrir 200 nuevos planetas enanos de nuestro sistema solar.