Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Análisis Realme 6: cuando añades algunas funciones premium a un móvil de 200 euros, el éxito está asegurado

Imagen: Julio Cerezo
Imagen: Julio Cerezo

Lejos de los grandes focos de los teléfonos de gama alta, donde un puñadito de marcas se pelean por tener el mayor número de cámaras, megapíxeles, hertzios y todo lo que pueda caber dentro de un teléfono móvil, se produce una lucha mucho más cruenta, donde muchos contendientes —y con pocas diferencias entre sí— se van agolpando en el amplio rango que abarca la llamada “gama media”. En medio de esta superpoblada contienda, el Realme 6 consigue hacer bien una cosa fundamental que tienen que ofrecer siempre los de su clase: ofrecer una excelente calidad-precio. Ojo, que esto no es poca cosa.

Advertisement

Dado que la gama media es un rango muy amplio, vamos a empezar la casa por el tejado, hablando directamente del precio: ¿cuánto estás pensando gastarte? Si es algo entre 200 y 300 euros, sigue adelante.

Advertisement

Diseño y pantalla

Aquí estamos ante dos de los puntos fuertes de este teléfono que le hacen destacar en este rango de precios. Sí, los acabados en plástico son inevitables en un terminal así (si quieres pagar menos, este es uno de los primeros sitios donde recortan los fabricantes), pero el teléfono da la impresión de estar bien construido, no tiene unos marcos demasiado gruesos y es ligero (191 g) para su tamaño. El degradado y los colores de la parte trasera del teléfono me parecen atractivos y creo que ayudan a disimular con acierto los acabados plasticosos de su carcasa. Si buscas otro argumento a favor del plástico sobre el cristal, piensa que hará que el teléfono sea más resistente a las caídas.

Advertisement

La pantalla es otro de las bazas que juegan a favor del Realme 6. Por primera vez hemos visto una característica premium que solo habíamos visto en terminales mucho más caros: una tasa de refresco de 90 Hz. Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, cuando pruebas una pantalla con una tasa de refresco mayor, es difícil volver atrás. Trae montado un panel IPS de 6,5 pulgadas con una resolución de 1.080 x 2.400 píxeles: un rendimiento más que suficiente para la mayoría de personas.

Advertisement

También, la pantalla ha dicho adiós al notch (punto a favor, en mi opinión), aunque el agujero para la cámara frontal es algo grande y desproporcionado. Otra ligera pega es que quizás le falte algo de brillo, y ver el móvil a pleno sol se hace algo difícil.

Rendimiento

La versión que hemos probado (8 GB de RAM) vuela. Resulta sorprendente ver a un móvil de menos de 300 euros rendir a este nivel. El culpable de esto es el procesador Helio MediaTek 90G, que no se atasca ni un ápice con ninguna tarea, ni siquiera ante juegos exigentes como Call of Duty: Mobile. Realme ha lanzado tres modelos de su teléfono en España: dos tienen 4 GB de RAM y otro 8 GB, pero me hubiese gustado ver una opción intermedia con 6 GB (que sí ha lanzado en otros países), ya que los 4 GB sí se le pueden quedar cortos a más de uno. Si en tu país está disponible la versión de 6 GB, puede que sea la opción ganadora.

Advertisement

La batería es más que buena: aguanta un día entero de uso normal sin problemas, aunque el punto fuerte está en su carga rápida de 30 W. Con 30 minutos de carga tenemos algo más del 60% de la batería, y en poco menos de una hora se ha cargado completamente. Eso sí, nada de carga inalámbrica.

El diseño de la parte trasera es bastante bonito, y a pesar de ser de plástico, nunca me ha parecido que de la sensación de móvil “barato”.
Imagen: Julio Cerezo
El diseño de la parte trasera es bastante bonito, y a pesar de ser de plástico, nunca me ha parecido que de la sensación de móvil “barato”.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Realme UI, la capa de personalización que funciona en este sistema de Android 10 es bastante solvente. Si últimamente has tenido en tus manos un Oppo o un OnePlus, verás que todas sus capas de personalización se asemejan mucho. Una cosa que no me ha gustado de la de Realme en particular es que trae muchas aplicaciones innecesarias instaladas (¿se puede saber quién usa Opera para navegar en pleno 2020?).

Por último, no nos podemos olvidar del lector de huellas —que Realme ha desplazado al lateral del móvil— y del sistema de reconocimiento facial 2D del teléfono: los dos son rápidos y precisos, así que usa el que más rabia te dé.

Advertisement
La app de la cámara es sencilla e intuitiva, muy parecida también a la que traen los teléfonos de Oppo y OnePlus.
Imagen: Julio Cerezo
La app de la cámara es sencilla e intuitiva, muy parecida también a la que traen los teléfonos de Oppo y OnePlus.
Imagen: Julio Cerezo

Cámaras

En global, las cámaras del Realme 6 dan un buen rendimiento, pero es aquí donde se le ven más las costuras al teléfono. En total, el telefono tiene un sistema de cinco cámaras, cuatro en la parte posterior y una en el frontal:

  • Una cámara principal con un sensor de 64 MP y f1.8.
  • Una cámara ultra gran angular con sensor de 8 MP y f2.3.
  • Una cámara macro con sensor de 2 MP y f2.4.
  • Un sensor de profundidad de 2 MP.
  • Una cámara frontal con un sensor de 16 MP y f2.

Comencemos con lo bueno. La cámara principal es sin duda la que más sorprende de todas las que trae el teléfono y, en condiciones de buena luz (más sobre esto en breves) consigue sacar unas fotografías de una calidad notable para el rango de precio en el que se mueve este modelo. La cámara utiliza pixel binning para manejar un poco mejor las luces de la imagen, sacando imágenes de 16 MP, aunque el rango dinámico a veces deja algo que desear en tomas donde hay contraluces muy pronunciados. En general, el nivel de detalle que consigue sacar en este modo es bastante consistente, pero si quieres, también hay un modo para disparar en 64 MP.

Advertisement

La lente macro también puede dar algún resultado interesante, aunque dudo mucho que alguien le acabe dando mucho uso. Su cámara gran angular, por el contrario, está por debajo de las expectativas.

Advertisement

Cuando empezamos a tener menos luz a nuestro alrededor la cosa cambia. El Modo Noche mete demasiado ruido a las fotos o les da un aspecto demasiado artificial, lo que hace difícil rescatar alguna imagen cuando la luz de la que disponemos es insuficiente.

Otra cosa que se echa en falta en este móvil es una lente teleobjetivo (que si tiene su hermano mayor, el Realme 6 Pro), pero de algún lado tienen que salir los recortes en el precio final. El zoom digital x2 del teléfono aguanta, pero el x5 es casi inutilizable.

Advertisement

Conclusiones

El Realme 6 ha sido una grata sorpresa y creo que hace valer cada euro que marca su etiqueta. Por 278 euros puedes hacerte con la versión más potente de este teléfono (8 Gb de RAM y 128 Gb de almacenamiento), que ofrecerá un rendimiento sobresaliente que resulta difícil de ver en móviles de este rango de precios. De propina, te llevas cosas muy interesantes: pantalla IPS de 90 Hz, carga rápida de 30 W y una capa de personalización sencilla pero funcional. Si en cambio lo que más te preocupa es el apartado fotográfico, creo que tendrás que probar suerte en otros lares.

Advertisement

En resumen

  • No es nada habitual ver una pantalla de 90 Hz en un móvil de este rango de precios. Le falta un poco brillo para llevarse el sobresaliente.
  • La batería es más que correcta, pero lo mejor es su carga rápida de 30 W. En media hora tendrás cargado más del 60% de su batería.
  • En términos de rendimiento, el Realme 6 sorprende. Mucho.
  • Realme UI es una buena capa de personalización, pero trae demasiadas aplicaciones preinstaladas que no utilizarás jamás.
  • La cámara principal tiene un rendimiento bastante bueno, pero le falta un teleobjetivo y el resto de lentes son bastante normales.

Share This Story

Get our newsletter