Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Anda Seat Jungle: no hace falta gastarse un dineral en una silla gamer para que tu espalda mejore

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Julio Cerezo

Siempre he huido de las sillas gamer. He de reconocer que jamás me han entrado por el ojo y, además, nunca he podido evitar mostrarme como poco escéptico ante su tan cacareada ergonomía (¿cómo algo tan grande y tosco puede resultar cómodo?). Pues bien, me he pasado las últimas semanas probando una silla gamer y he sacado algunas cosas en claro de la experiencia.

Tampoco es que pueda considerarme una eminencia en materia de sillas, pero después de llevar varios años teletrabajando y habiendo probado un buen puñado de opciones por el bien de mi espalda—pelotas de pilates inclusive—, creo que puedo aportar un análisis con algo de conocimiento en la materia. Y ahora, sin más dilación, os dejo con mi reciente incursión en el mundo de las sillas gamer.

Advertisement

Vayamos primero con lo superficial. Siendo sinceros, el exterior de la Anda Seat Jungle Series es el que es. Si lo único que te preocupa es que la silla case con tus muebles de diseño, posiblemente una silla gaming no es lo que busques. Ahora bien, dentro de los atrevidos y llamativos diseños que se pueden encontrar en las sillas de este tipo, la sobriedad de los colores que ha elegido Anda Seat para su modelo Jungle, es de agradecer.

El montaje tampoco es que sea nada del otro mundo, aunque he de reconocer que tuve que batallar más de lo que me gustaría con los tornillos que conectan la base de la silla con el respaldo. Ármate con las dos llaves Allen que vienen en la caja y tendrás todo listo en menos de una hora.

Si nunca has tenido una silla gamer delante, te sorprenderá el tamaño. Aunque la Jungle Series es el modelo más compacto que tiene Anda Seat, sigue siendo grande y pesada. Esto no es necesariamente algo malo, ya que facilita que la silla se mantenga bien en su sitio y que resulte algo más cómoda.

undefined
A pesar de su tamaño, se trata de la silla menos voluminosa de Anda Seat, y es capaz de soportar una carga de hasta 140 kg.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

La capa de cuero sintético que cubre tanto el respaldo como la base del asiento tiene un tacto agradable y un grosor generoso, que sin duda hacen que pasar varias horas sentado encima de la silla sea mucho más llevadero. Es cierto que hay otras sillas con materiales premium algo más logrados, pero eso también hay que pagarlo, así que tu verás lo que te compensa más.

Si quieres ver el lado bueno de todo esto, ten en cuenta que el cuero sintético se limpia con mucha más facilidad y que además aguanta bien el desgaste. Gracias a la buena construcción de la silla y a los materiales elegidos todo apunta a que esta silla tendrá una larga vida útil.

Advertisement

La Jungle Series también incluye un par de elementos que ayudan a mejorar su ergonomía. O al menos sobre el papel. Por un lado, un cojín que se coloca en la zona lumbar —una de las cosas que más ha agradecido mi espalda hasta el momento— y por otro, una pequeña almohada/cojín que se coloca a la altura del cuello. Lamentablemente, es demasiado rígida, y he acabado por desengancharla completamente de la silla. Si el cuello es la zona que más problemas te da, te recomiendo rascarte un poco más el bolsillo y apostar por un modelo que incluya una almohada con espuma viscoelástica. Notarás la diferencia.

undefined
El cojín de la zona lumbar es lo que más ha agradecido mi espalda.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Otra cosa que termina de redondear las buenas sensaciones de la silla es que se puede reclinar hasta alcanzar 160 grados y colocarse casi paralela al suelo. Yo particularmente no suelo ir tan lejos, pero agradezco poder recostarme de vez en cuando frente al ordenador. La pega de esto es que los reposabrazos no se mueven con el asiento (solo puedes moverlo arriba y abajo), así que no podrás apoyarte cómodamente en ellos si reclinas tanto el respaldo.

Advertisement

Conclusión

Mi primera incursión en el mundo de las sillas gamer me ha servido para enterrar algún que otro prejuicio. Sé que a muchos —como me ocurría a mi— este tipo de sillas no le entrarán por el ojo, pero la estética no debería ser el elemento diferencial a la hora de elegir la silla sobre la que te vas a pasar un montón de horas al día.

Advertisement

La Jungle Series de Anda Seat es una buena silla para el que quiera mejorar su postura sin dejarse un dineral en el camino. Y es que por menos de 200 euros tendrás una silla que promete resistir unos cuántos años de uso, que se puede reclinar para echar una siestecita ocasional y que hará que puedas pasarte horas sentado sin que tu cuerpo se resienta de más.

Share This Story

Get our newsletter