En 1987 McDonald¬īs lanza en numerosos pa√≠ses una promoci√≥n en forma de juego junto al m√≠tico Monopoly. Ocho a√Īos despu√©s y durante seis a√Īos el ganador del gran premio es la misma persona. Esta es la historia de uno de los mayores fraudes, la historia del hombre que enga√Ī√≥ a McDonald¬īs y casi se hace millonario.

Advertisement

La trama no puede ser m√°s rocambolesca y tiene a un hombre, Jerome Jacobson, como principal protagonista. √Čl fue el ganador a la sombra y el hombre que casi se hace millonario sin que el imperio de McDonald¬īs se diera cuenta. Pero antes de hablar de lo ocurrido, hay que remontarse a 1987, momento en el que se inicia la promoci√≥n.

El gran juego del Monopoly de McDonald¬īs

Advertisement

Se trata de una promoci√≥n donde se sumaron McDonald¬īs y Hasbro, un juego donde se utilizaba la tem√°tica del famoso juego de mesa y que comenzar√≠a en el a√Īo 1987 hasta el a√Īo pasado en 2015, momento en el que el juego del Monopoly fue reemplazado por Game Time Gold en Estados Unidos.

La f√≥rmula era bastante sencilla y una manera para atrapar a nuevos clientes. Cada a√Īo y por un tiempo limitado cualquiera podr√≠a ganar grandes sumas de dinero recogiendo piezas (tarjetas de propiedad) del Monopoly. En el embalaje de los productos de McDonald¬īs se encontraban las tarjetas de alguno de los ocho colores que integraban el juego y dependiendo de la que tocara, el cliente pod√≠a llegar a ganar hasta 1 mill√≥n de d√≥lares (en este caso obteniendo las propiedades azules Boardwalk y Park Place). Obviamente, la probabilidad de que te tocara era la misma de que te toque la loter√≠a, pero el gancho fue irremediablemente un √©xito.

Advertisement

Una promoci√≥n que a lo largo de su historia pas√≥ por numerosos nombres (incluso hubo una versi√≥n basada a su vez en el programa ¬Ņqui√©n quiere ser millonario?). El juego luego ha sido lanzado en diferentes formatos en una veintena de pa√≠ses. Una f√≥rmula muy utilizada en los comercios como McDonald de Estados Unidos, ofreciendo sorteos para atraer a los clientes a sus restaurantes.

En cuanto a las reglas que debe seguir todo juego de esta √≠ndole, las leyes proh√≠ben a una empresa la administraci√≥n de sus propias promociones con el fin de prevenir el fraude y para asegurar que todos los premios son fruto del juego. Por esta raz√≥n McDonald¬īs cedi√≥ estas competencias a Simon Worldwide Inc., encargada de la distribuci√≥n de las piezas del concurso y de la adjudicaci√≥n de los premios. Una decisi√≥n que conectar√≠a directamente con nuestro hombre, Jerome Jacobson.

La fiebre por ser millonario en un juego de McDonald¬īs

Advertisement

Sobra decir que desde el momento de su lanzamiento el juego fue todo un √©xito en Estados Unidos con seguimiento de culto. La gente visitaba los establecimientos de McDonald¬īs cada a√Īo, en las fechas que se lanzaba el juego, √ļnicamente para recoger las piezas que le abr√≠an la posibilidad de ganar ese premio de un mill√≥n de d√≥lares. El √©xito como decimos fue grande y muy largo en el tiempo, casi dos d√©cadas ha estado en activo.

La clave para una promoci√≥n de √©xito en un juego como el Monopoly de McDonald¬īs radica en las probabilidades. Los premios tienen que ser los suficientes como para que la gente se anime a participar, por otro lado los grandes premios deben de ser pocos y alejados en el tiempo, de esta forma se amortiza y se compensa con las ventas el coste de los mismos. La clave por tanto es muchos premios peque√Īos (o baratos) y unos pocos ‚Äúgordos‚ÄĚ.

Advertisement

En el caso del Monopoly de McDonald¬īs la promoci√≥n repart√≠a muchos premios peque√Īos en forma de refrescos y patatas fritas gratis, pero algunos a√Īos nadie ganaba el gran premio de un mill√≥n de d√≥lares.

Y es que la configuraci√≥n del juego hac√≠a que las probabilidades para obtener los grandes premios fuera enga√Īosa. La raz√≥n era que para ganar uno, los clientes deb√≠an tener el conjunto completo de propiedades de un color del Monopoly, y por supuesto hab√≠an piezas (o una sola) que eran muy dif√≠ciles de conseguir. Por tanto tenemos un juego donde los creadores, en lugar de hacer el mismo n√ļmero de piezas, hacen una pieza de cada set extremadamente rara y dif√≠cil de conseguir. Un ejemplo: pod√≠as tener tres de las cuatro l√≠neas de ferrocarril y jam√°s conseguir la cuarta (o tener una posibilidad entre 150 millones de encontrarla). No s√≥lo eso, en esa √©poca de fiebre por el juego, aquellos a los que les faltaba una sola pieza vieron como eran estafados en p√°ginas de anuncios donde se ped√≠an precios desorbitantes por la pieza que se necesitaba.

La gran estafa

Advertisement

Jerome Jacobson en cambio nunca tuvo que recurrir a ello. Su idea era más simple y se basaba en aprovecharse de estar en el momento indicado. Jacobson trabajó como jefe de seguridad de Simon Marketing, la empresa que mencionábamos anteriormente encargada de gestionar las piezas y la adjudicación de los premios.

Si bien ten√≠a a varias personas para la supervisi√≥n de la producci√≥n y distribuci√≥n de las piezas del juego, Jacobson era el √ļnico que supervisaba la producci√≥n y distribuci√≥n de piezas en todo el pa√≠s. As√≠, en 1989, tras dos a√Īos en la gesti√≥n de la promoci√≥n, Jacobson roba una pieza con un valor de 25.000 d√≥lares y se la da a su hermanastro. En 1995 el hombre se estaba dedicando a robar todas las piezas de valor del juego.

¬ŅC√≥mo? Jacobson supervisaba un proceso de seguridad que se iniciaba en una planta de impresi√≥n donde se hac√≠an las tarjetas, cada una separada por su valor y almacenadas en una b√≥veda. √Čl era el responsable del transporte de las piezas en sobre cerrados a las plantas que fabricaban los cartones de McDonald¬īs, el lugar donde se supon√≠a que las piezas se adjuntaban a los productos de la cadena de comida r√°pida.

Advertisement

Al parecer y despu√©s de las investigaciones, durante este recorrido el hombre se las ingeniaba para encerrarse y abrir cuidadosamente los sobres para robar las piezas. Hablamos de una trama donde Jacobson recib√≠a sobornos en efectivo por el robo de 50 o 60 piezas. Como no se las pod√≠a quedar porque no pod√≠a recibir el premio y tampoco pod√≠a ning√ļn miembro de su familia sin llamar la atenci√≥n, decidi√≥ vender las piezas a personas que reclutaba a trav√©s de amigos y familiares.

Durante el tiempo que dur√≥ este modus operandi, algunos de los ‚Äúreclutados‚ÄĚ llegaron a hipotecar sus casas con los que pagar a una figura misteriosa que se hac√≠a pasar por ‚ÄúUncle Jerry‚ÄĚ (t√≠o Jerry). Con ello pod√≠an obtener premios que inclu√≠an 10.000 d√≥lares en efectivo, coches, o en pocos casos, el mill√≥n de d√≥lares del premio gordo. Ese mismo a√Īo, en 1995, una iglesia lleg√≥ a recibir un regalo an√≥nimo de piezas por el valor de 1 mill√≥n de d√≥lares. Un regalo cuyo √ļnico donante dec√≠a ‚ÄúUncle Jerry‚ÄĚ.

Advertisement

Fin de la gran estafa

A Jacobson le funcion√≥ el esquema durante seis a√Īos, hasta que alguien contratado por √©l mismo revel√≥ la estafa al FBI en 1996. La agencia a su vez puso en marcha la Operation Final Answer, adem√°s, informaron a McDonald¬īs pero le pidieron a la cadena que continuara con el concurso para reunir el mayor n√ļmero de pruebas.

Advertisement

Se realizaron numerosas escuchas y registros telefónicos en una operación que ayudó a la agencia a desarticular toda la trama y organización de Jacobson. Una de las claves fue precisamente la evidencia en el patrón de muchos ganadores, quienes habían hipotecado su casa justo antes de que ganaran el premio.

En el tribunal Jacobson se disculpar√≠a por sus acciones. Hab√≠a ganado 1 mill√≥n de d√≥lares con la trama, dinero que devolvi√≥ tras el caso. Fue condenado a 3 a√Īos de prisi√≥n y puesto en libertad el 21 de octubre del a√Īo 2005. Junto a Jacobson el FBI detuvo a 21 personas y se calcula que la trama habr√≠a conseguido m√°s de 20 millones en estos a√Īos. En cuanto a McDonald¬īs, el caso no le disuadi√≥ y continu√≥ con la promoci√≥n del Monopoly, a cambio anunci√≥ una promo de regalo adicional con 55 premios de un valor total de 10 millones de d√≥lares como disculpa a los jugadores que durante a√Īos hab√≠an participado de un juego ama√Īado.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)