Uno casi podría pensar que esta increíble imagen es un accidente. Pero no. Se trata de una barcaza maderera operando con normalidad en la Columbia Británica, Canadá. El navío ha sido construido por la compañía naviera SeaSpan, y utiliza un método bastante inusual para descargar los centenares de troncos que transporta.

La zona de carga de la barcaza tiene muy poca altura, y uno de sus laterales presenta una pronunciada rampa. Para librarse de la carga, el barco inunda unos compartimentos en ese lado, se inclina 30 grados, y simplemente deja que la gravedad haga el resto. ¡Tronco va!

No es un método muy apropiado para descargar objetos delicados, pero es perfecto para llevar hasta el río los troncos que se cosechan en esta zona del planeta. En este vídeo podéis ver el proceso con más detalle. [SeaSpan vía Vitaly Petrukhin]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)