Abajo, muy abajo, en las profundidades de las minas de oro canadienses, los mineros a veces encuentran oro, y a veces depósitos de agua encerrados en la roca. Científicos británicos han pedido a estos mineros que recojan parte del agua de un depósito recien descubierto y el resultado ha sido sorprendente.

Los primeros an√°lisis datan la muestra como procedente de hace al menos 1.500 millones de a√Īos. Quiz√° podr√≠a ser m√°s antiguo, hasta 2.600 millones atr√°s en el tiempo, pero la edad m√≠nima ya lo sit√ļa en una √©poca muy anterior a la llegada de los dinosaurios. El agua forma parte de un dep√≥sito bastante grande, es salada y con altas concentraciones de burbujas de hidr√≥geno, metano y helio.

Advertisement

Demostrada su antig√ľedad, ahora el equipo dirigido por el geoqu√≠mico Greg Holland est√° buscando en la muestra formas de vida que podr√≠an haber evolucionado de forma totalmente diferente a la nuestra en esas condiciones aisladas.

El estudio acaba de ser publicado en la revista Nature y podría aportar claves fundamentales para entender la eventual formación de vida en otros planetas como Marte. Esperemos que los amigos canadienses no caven con demasiada avaricia y tan profundo que despierten otra cosa [Nature Vía Materia]

Advertisement

Foto: Thomas1111 / Shutterstock