Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Científicos descubren el primer organismo pluricelular capaz de vivir sin oxígeno

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Stephen Douglas Atkinson (Phys.org)

Hasta ahora se creía que la vida compleja sin oxígeno era imposible, pero eso era antes de que un equipo de investigadores liderados por Dayana Yahalomi, en la Universidad de Tel Aviv decidiera examinar a fondo a un parásito de los salmones muy común pero poco estudiado llamado Henneguya salminicola.

Advertisement

La vida en la Tierra desarrolló la capacidad de metabolizar oxígeno hace aproximadamente 1.450 millones de años, cuando las arqueas y las bacterias combinaron sus habilidades dando lugar a una clase completamente nueva de microorganismo. Ese organismo evolucionó hasta convertirse en un diminuto órgano de las células llamado mitocondria. Presente en prácticamente todas las células de nuestro organismo, las mitocondrias son las centrales energéticas de los animales pluricelulares. Estas centrales consumen oxígeno y lo emplean para oxidar diferentes compuestos orgánicos (normalmente glucosa), generando energía en forma de una molécula llamada ATF (adenosin trifosfato).

A este proceso se le denomina respiración celular, y es universal en los organismos pluricelulares. Hay algunas especies de microorganismos que han evolucionado para vivir en entornos pobres en oxígeno. Lo que hacen estas criaturas unicelulares es metabolizar otras sustancias diferentes del oxígeno, algo llamado respiración anaeróbica.

Advertisement

La Henneguya salminicola se ríe de esa clasificación. Esta diminuta criatura está emparentada con los corales, las medusas y las anémonas. Su ciclo de vida se desarrolla enteramente dentro de los salmones, a los que produce pequeños quistes pero no llega a matar o enfermar de gravedad. El caso es que Yahalomi y su equipo ha estudiado a fondo a este pequeño parásito y ha descubierto que carece completamente de ADN mitocondrial. No solo ha perdido el genoma mitocondrial, sino también su capacidad para replicarlo. Con esa información genética ha perdido también completamente la capacidad para la respiración aeróbica.

Advertisement

Tiene sentido si tenemos en cuenta que pasa toda su vida dentro del tejido muscular de un salmón. La cuestión de cómo hace este diminuto parásito para sobrevivir es un misterio. Al igual que los organismos unicelulares que viven en entornos pobres en oxígeno, la Henneguya salminicola ha desarrollado orgánulos similares a la mitocondria, pero su estructura es extraña y los investigadores aún no están seguros de para qué (o cómo) los usa. Una posible hipótesis apunta a que el parásito extrae de alguna forma el adenosin trifosfato de su huésped directamente, pero aún queda mucho por estudiar de esta criatura. La buena noticia es que los datos que se extraigan de él ayudarán no solo a mejorar la calidad de vida de los salmones de piscifactoría, sino a entender la vida en sí misma y cómo evoluciona en diferentes entornos. [PNAS vía Science Alert]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter