Un experimento de más de 2.000 millones de dólares en la Estación Espacial Internacional (ISS) puede estar a punto de explicar uno de los mayores misterios del cosmos: la materia oscura. Esta forma más del 20% de la masa del Universo y hasta ahora no se podía medir con la tecnología actual. Un detector acoplado en la ISS, llamado Alpha Magnetic Spectometer (AMS) ha detectado, según confirman los científicos, lo que podrían ser partículas de materia oscura.

El equipo de científicos del proyecto, liderado por el premio Nobel de Física Samuel Ting, cree que la evidencia hallada por el AMS puede ser el resultado de la materia oscura, pero el propio Ting asegura que en unos meses tendrán pruebas más concluyentes.

Advertisement

El AMS mide las partículas cósmicas en el espacio. Después de detectar miles de millones de estar partículas durante el último año y medio, los resultados preliminares muestran que ha encontrado 400.000 positrones o antielectrones, es decir, la partícula elemental de la antimateria.

La materia oscura se cree que es la que da al Universo la estructura actual, pero se conoce muy poco de su comportamiento ya que no emite luz y no puede ser detectada por los telescopios actuales. El AMS fue diseñado precisamente para detectarla midiendo los positrones, que se cree que se producen cuando dos partículas de materia oscura colisionan entre sí.

De confirmarse los resultados, los científicos podrían entender y analizar un porcentaje muchísimo mayor del universo. Hoy en teoría solo podemos explicar un 5% del cosmos. Tras el hallazgo del AMS, ese porcentaje sería del 31%. Actualizaremos por aquí con más novedades. [AP y Space.com]

Foto: NASA