Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Qué se siente exactamente al tener gusanos parásitarios en los ojos

Este no es el ojo de la mujer que tenía a cuatro gusanos viviendo en sus ojos.
Foto: gianni ((Flickr (CC BY-SA 2.0))

Convertirse en una curiosidad médica de la noche a la mañana no es algo que le pasa a todo el mundo. Pero es justo lo que le pasó a Dianne Travers-Gustafson, un antropóloga médica e investigadora de salud pública jubilada de Nebraska, EE.UU. En febrero de 2018, los ojos de Travers-Gustafson fueron infectados con un tipo de nematodo parásito propagado por moscas de otoño. Es muy probable que fue infectada mientras corría por Carmel Valley en California.

Advertisement

El extraño incidente la convirtió en la segunda humana huésped del gusano Thelazia en la historia. Como buena científica, Travers-Gustafson decidió escribir un informe, que fue publicado en octubre, explicando su caso peculiar. Gizmodo se puso en contacto con Travers-Gustafson para hablar más sobre su angustiosa experiencia, saber el porqué quería publicar un informe sobre su caso y saber si ahora es proponente de las gafas.

La conversación con Travers-Gustafson ha sido editada por motivos de claridad.

Gizmodo: ¿Nos puedes comentar un poco sobre la experiencia que muy probablemente condujo a que te infectaras?

Travers-Gustafson: [A mi marido y yo] no gusta correr por senderos de forma regular. Corremos algunas veces a la semana, y habíamos corrido por este sendero muchísimas veces. Es un sendero muy inclinado y tienes que cambiar de dirección de forma abrupta, así que no puedes ver lo que viene hasta que hayas girado.

Advertisement

Sabíamos que vivía una serpiente cascabel en un parte particular del sendero, y por lo tanto yo me puse a mirar hacía abajo, intentando evitarla. Así que cuando pasé por el área por donde vive la serpiente, levanté la cabeza y vi que estaba corriendo hacia lo que solo podría describir como una nube de moscas.

Vivimos en una granja, y hemos tenido ganado, así que no es que no estamos acostumbrados a las moscas. Y he tenido muchísimas experiencias en las cuales podría haberme expuesto a estas moscas a lo largo del tiempo aquí en las granjas [de Nebraska]. Pero nunca había visto algo así. Bueno, antes de registrar lo que estaba pasando, estaba en medio de ellas.

Advertisement

Se metieron en mis ojos y en mi boca y me las estaba quitando, sacándolas de mis ojos. Pero me acuerdo que pensé, “Oh, espero que las moscas no tengan algo”. El artículo sobre la mujer que se había infectado en Oregón se acababa de publicar y lo había leído. No obstante, me quité la idea de la mente porque había pocas posibilidades de que eso ocurriera. Cuando llegué a casa unas horas después, me lavé los ojos con cuidado. Y eso fue todo.

Advertisement

Gizmodo: Descubriste que tenías gusanos en los ojos aproximadamente un mes después. ¿Cuándo supiste que algo no estaba bien?

Travers-Gustafson: Bueno, me empezaron a llorar más los ojos, lo cual es comida para los nematodos, así que estaban felices. Pero uso lentillas todos los días, y a veces con las lentillas, debido al aire seco u otras cosas, tus ojos empiezan a llorar un poco más. Así que no le puse mucha atención a los síntomas. Luego pensé que tendría una pestaña ahí dentro, e intenté sacarla varias veces. Mi próxima idea fue que era una pestaña encarnada. Así que cogí una pequeña linterna y un espejo de aumento para mirar mi ojo derecho. Y fue en ese momento cuando vi que habían tres cosas brillantes y transparentes moviéndose en mi ojo.

Advertisement

Gizmodo: ¿Cómo te sentiste al ver los pequeños gusanos en tu ojo?

Travers-Gustafson: Mi área profesional de investigación fue la salud pública, y he estado trabajando en ello durante varios años. Así que mi primer pensamiento fue, “Guau, fascinante. Esto es interesante. ¿Qué demonios está pasando aquí?” Un segundo después me di cuenta de que, “Dios mío, soy una huésped”. Sabes, en la salud pública, usamos el triángulo epidemiológico de huéspedes, entorno y vectores. En este caso, las moscas son el vector. Así que soy un huésped: soy un huésped para un tipo de nematodo. Luego pensé, ¡los quiero fuera!

Advertisement

Intenté irrigarme los ojos para sacarlos y tengo que decirte, estos bichos se pegan al ojo. A ver, viven en las lágrimas, pero se esconden si sienten que hay algo que viene por ellos.

Gizmodo: Al final sí conseguiste sacar los cuatro gusanos de ambos ojos con la ayuda de un oftalmólogo sin ninguna lesión permanente. ¿Cuándo te empezaste a sentir segura?

Advertisement

Travers-Gustafson: Bueno, sigo siendo muy sensible a las sensaciones en mis ojos. Pero al final, sentí que, bueno, ya está. Su ciclo de reproducción es de entre tres y cuatro semanas. Así que cuando pasó ese periodo de tiempo, sabía que ya estaba bien.

Advertisement

Gizmodo: El otro aspecto inusual de tu historia es que en general, los pacientes no son coautores de los informes sobre sus casos. Obviamente, eres una científica, ¿pero qué te motivó a hablar sobre tu experiencia en público?

Advertisement

Travers-Gustafson: Porque trabajo en la salud pública. Y las personas necesitan saber si hay algo que está cambiando en la salud. Tenemos estas enfermedades nuevas, con todos estos cambios en la ecología alrededor del mundo. Y en términos de las zoonosis [las enfermedades que se transmiten a las personas por los animales], estamos viendo que las cosas que siempre han afectado a los animales están empezando a afectar a los humanos, y viceversa. Así que necesitamos hacer un seguimiento de estas cosas, y yo soy parte de ese sistema.

Pero las personas también necesitan entender esto desde una perspectiva experiencial, y no desde una perspectiva sensacionalista. Por lo tanto, si tienen algo en el ojo que parece ser una infección ocular pero no logran deshacerse de ella, necesitan ir al médico para que les examinen. Ahora, es muy probable que no sea un nematodo, pero si lo es, necesitamos saberlo. Y necesitan resolverlo, porque estos gusanos pueden dañar la córnea y comprometer su visión. Pero para poder saber lo que está pasando desde la perspectiva científica, necesitamos esos datos.

Advertisement

Creo que la otra cosa es que tener a alguien que cuenta su historia ayuda a evitar que se convierta en una historia sensacionalista. Quiero que todos sientan que estas cosas pasen en la vida normal. Y necesitamos saber más sobre esto. Pero también que no hay un alto riesgo de que les pase lo mismo. La mayoría de las personas no viven en una finca o en una granja. Y aunque yo estoy expuesta de forma continua, dado que tenemos ganado, nunca he tenido un problema hasta que pasé por esa nube de moscas.

Gizmodo: Sigues viajando a esa zona de forma regular. ¿Tomarás precauciones extras en el futuro? ¿Qué le recomendarías a los demás para evitar que les pase lo mismo?

Advertisement

Travers-Gustafson: Oh, tomé medidas cautelares inmediatamente después de que ocurrió. Compré unas gafas para atletas a medida y no voy a correr por senderos sin ellas. Dicho esto, cuando las personas me preguntan sobre esto, les digo que las gafas son la mejor precaución física. No obstante, también necesitas tener cuidado con las serpientes de cascabel. Y si hay una nube de moscas, asegúrate de no correr por esa nube.

De nuevo, es poco probable que le ocurra a otras personas. Tengo 70 años y he estado corriendo durante mucho tiempo, y esa fue la primera vez que he visto una nube de moscas así. Por otro lado, quizá estas nubes son algo que se está empezando a producir de forma regular. Así que necesitamos estudiar estas moscas. También necesitamos observar y tratar al ganado.

Share This Story