Dejando atrás las líridas, llegan las eta acuáridas: una de las lluvias de estrellas fugaces más importantes del año. 2019 va a ser, además, un año excelente para observarlas, pues llegarán a su punto de máxima actividad dos días después de la luna nueva, y brillarán sin competencia en el cielo.

Qué son las eta acuáridas

Las eta acuáridas o η acuaridas son meteoroides del famoso cometa 1/P Halley, que orbita el Sol cada 76 años. El cometa fue visto por última vez en 1986, pero la Tierra atraviesa todos los años un anillo poblado con fragmentos que se desprendieron de él. De hecho, las oriónidas, que iluminan el cielo a finales de octubre, también provienen del cometa Halley.

Las estrellas fugaces son bólidos que aparecen cuando estos fragmentos entran en contacto con nuestra atmósfera y se calcican como resultado de la fricción. A 240.000 kilómetros por hora, las eta acuáridas están entre los meteoros más rápidos que veremos durante el año, lo que significa que tienen largos trazos, con una luz que puede persistir varios minutos.

Dónde y cuándo observarlas

Las eta acuáridas serán visibles el 28 de mayo, pero alcanzarán su pico de máxima actividad próximo el lunes 6, por lo que el mejor momento para observarlas será la madrugada del domingo 5 al lunes 6 de mayo.

Advertisement

Según el Instituto Geográfico Nacional de España, su observación será más favorable desde lugares ubicados en el trópico, como las islas Canarias, y en el hemisferio sur, pero también podrán observarse en el hemisferio norte.

Las eta acuáridas parecen brotar de la constelación de Acuario (de ahí su nombre), así que espera a la noche y mira hacia Acuario, o descarga una aplicación como Star Walk 2 (iOS, Android) para localizarlas. En condiciones de visibilidad óptimas, verás entre 40 y 85 meteoros por hora.

Advertisement

Algunos consejos tĂ­picos

Estos consejos aumentarán tus posibilidades de ver la lluvia de líridas:

  • AlĂ©jate de la luz. La contaminaciĂłn lumĂ­nica de las ciudades reduce significativamente el nĂşmero de estrellas fugaces que serás capaz de ver. Cuanta menos luz, mejor. TambiĂ©n tienes que dejar un tiempo para que tus ojos se acostumbren a la oscuridad antes de tirar la toalla
  • Si hay nubes o mal tiempo, no verás nada. Visto de otra forma: si el cielo está parcialmente despejado, localiza una zona sin nubes para intentar ver la lluvia de estrellas.
  • LlĂ©vate tumbona y abrigo. La mejor forma de observar este fenĂłmeno es tumbado en una hamaca o tumbona. LlĂ©vate abrigo y, a menos que quieras echar un vistazo al cometa, nada de prismáticos o telescopios: la velocidad a la que van las estrellas y el escaso espacio visible que atraviesan hacen que lo mejor sea observar a simple vista.

Advertisement

Para ver fotos espectaculares, sĂ­guenos en Instagram: @GizmodoES