Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan, financiado por la NASA, ha logrado desarrollar un material que tiene la capacidad de repararse solo una vez punzado o perforado por una bala, por ejemplo. Una vez listo, su potencial es enorme en materia de exploración espacial y hasta turismo de aventura o vehículos de uso militar.

Este material se basa en la polimerización mediante oxígeno, y se puede entender de la forma más sencilla posible al imaginarnos dos capas sólidas que forman una especie de sándwich con un líquido en su interior, el cual al entrar en contacto con el aire se solidifica casi de inmediato.

Advertisement

Al probarlo de la forma más drástica posible (recibiendo un disparo) se percataron que en apenas poco más de 1 segundo el material se sellaba por completo. El material tiene un potencial obvio para la exploración espacial, sobre todo para misiones como la Estación Espacial Internacional que se encuentra en órbita junto a decenas de miles de pedazos de basura espacial, literalmente.

Por supuesto, la Estación Espacial ya cuenta con escudos especiales y medidas de seguridad que la protegen, pero añadir una capa más que sea capaz de repararse por sí sola al entrar en contacto con el oxígeno de la Estación, después de ser agujereada en el espacio, podría salvar el día en el peor de los casos.

[ACS vía Engadget]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)