Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Consiguen afinar la fórmula para calcular a cuántos años humanos equivalen los de un perro

No hay nada como un cumple con perretes.
No hay nada como un cumple con perretes.
Imagen: Piixabay (Other)

Todos tenemos metido en la cabeza que un año de perro equivale a siete años en la vida de un humano. Sin embargo, hace ya tiempo que esta explicación se ha demostrado falsa y por eso los científicos continúan afinando su fórmula para calcular con más precisión la equivalencia entre la edad de nuestros amigos perrunos y la de los humanos.

Advertisement

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego consiguió calcular dicha equivalencia midiendo los cambios que se producen en el ADN de los perros a lo largo del tiempo. Este método de cálculo está basado en un mecanismo epigenético conocido como metilación.

A medida que humanos y perros envejecemos, se van agregando unas moléculas de ADN denominadas grupos metilos, que se van acumulando en nuestro organismo. Esa misma metilación de ADN sirve para medir la edad en humanos y en perros.

Advertisement

Sin embargo, los investigadores descubrieron que no envejecemos de la misma forma que los perros, sino que los grupos metilo que se encuentran en el genoma de estos animales se acumulan más rápidamente en ellos, haciendo que su envejecimiento sea mucho más rápido que el nuestro.

Comparativa entre el envejecimiento de un humano y el de un perro (y ya que estamos, por qué no hacerlo con Tom Hanks)
Comparativa entre el envejecimiento de un humano y el de un perro (y ya que estamos, por qué no hacerlo con Tom Hanks)
Imagen: Cell Systems (Fair Use)
Advertisement

Después de analizar el envejecimiento de 105 perros —todos labradoreslos investigadores pudieron afinar su fórmula, y acabaron concluyendo que un perro de un año tiene una edad equivalente a la de un humano de 30 años. Pero como puedes comprobar en el gráfico de arriba que han elaborado los investigadores y publicado en Cell Systems, a medida que pasa el tiempo el envejecimiento de los perros se ralentiza. Por eso, según los cálculos de los investigadores, un perro de cuatro años tendría una edad de unos 52 años, y uno de siete estaría alrededor de los 61.

Los propios investigadores también han señalado las limitaciones de su estudio, ya que solo lo han realizado con una raza de perro, pero creen que su nueva fórmula ayudará a los veterinarios a la hora de mejorar los diagnósticos y tratamientos de los perros.

Share This Story

Get our newsletter