Todas las imágenes: Vice.

¿Qué tan fiables son las páginas webs y plataformas online para recomendar hoteles y restaurantes? Un inglés quiso comprobarlo de primera mano y logró engañar a la plataforma TripAdvisor convirtiendo su cobertizo en el restaurante con mayor puntuación en Londres, y vendiendo platos de comida precocinada.

Oobah Butler es un editor de Vice con una gran curiosidad, pero antes de escribir para el reconocido medio confiesa que llegó a trabajar en una plataforma que vendía reseñas falsas en webs como TripAdvisor y Yelp! Por 10 libras esterlinas, menciona, escribía una reseña falsa de un restaurante en el que nunca en su vida había comido, un típico negocio de internet.

Advertisement

De este modo Butler perdió la fe y confianza en TripAdvisor, preguntándose si además de existir reseñas falsas también existirían restaurantes falsos. El británico decidió comprobarlo por sí mismo y montó el suyo propio. Tras hacer algunas fotos bien enfocadas a su cobertizo desordenado, comprar un móvil desechable, montar una página web, comprar y crear algunas “obras de arte culinarias” ficticias, su “restaurante” estaba listo para ser llevado a TripAdvisor.

Bienvenidos a The Shed at Dulwich (El cobertizo de Dulwitch).

Los platos “gourmet” de comida y postres que mostraba en la web eran fabricados usando cualquier cosa menos comida: desde pastillas de limpieza para inodoros o retretes y crema de afeitar, hasta esponjas para lavar platos y su propio pie sobre un plato. Sí, has leído bien. Su creatividad es tan fascinante como perturbadora:

Foto: Chris Bethell / Vice.
Foto: Theo McInnes / Vice.
Foto: Theo McInnes / Vice.

Cuando lanzó la campaña, se ubicaba en el puesto número 18.149 de los restaurantes de Londres, básicamente siendo el peor valorado de la ciudad. Desde ese momento y con la ayuda de amigos y desconocidos, comenzaron a publicar reseñas creíbles del restaurante utilizando diferentes métodos para burlar el algoritmo de seguridad ante spam de TripAdivisor. Llegar a ubicarse entre los primeros 10.000 fue pan comido.

Advertisement

Sin embargo, tras superar esa barrera la cosa se tornó demasiado real. Butler comenzó a recibir llamadas y correos electrónicos de personas que querían ir a comer al The Shed. El restaurante había conseguido hacerse con una fama de ser increíblemente exclusivo. Una persona llegó a llamar pidiendo reservación para nueve personas por motivo de una fiesta de cumpleaños número 70, con cuatro meses de antelación. Butler tuvo que inventar muchas excusas para rechazar los clientes.

Cuatro meses después de comenzar su broma, The Shed se posicionaba como el restaurante número 156 de Londres. Para entonces marcas de comida y productos comenzaron a contactar a The Shed para enviar paquetes publicitarios y muestras gratis de productos, con la intención de comenzar a trabajar juntos.

Imagen: Reseña en TripAdvisor vía Vice.

El primero de noviembre de 2017, después de seis meses, The Shed se convirtió en el restaurante mejor valorado en Londres. Algunos visitantes que por primera vez viajarían a la ciudad intentaban concretar una reservación. Una pareja le pidió una mesa para salir por primera vez de casa después de haber tenido su primer hijo. La cosa se había salido de las manos y el final estaba cerca. TripAdvisor contactó al restaurante para pedir más información.

Sabiendo que se acercaba su fin, Butler decidió inaugurar el restaurante y aceptó algunas reservaciones. Trabajó con amigos en limpiar un poco el cobertizo y se le ocurrió vender comida precocinada e incluso tener gallinas vivas correteando por el lugar con la intención de que las personas pudieran elegir cuál querían comerse (sí, como se hace con las langostas). Los especiales de la casa eran sopa minestrone enlatada y macarrones con queso instantáneos, además de pudín en taza y helado de chocolate. La mejor mesa del restaurante se ubicaba en el tejado del cobertizo y el vino (barato) se servía en tazas para café.

El mejor restaurante de Londres. (Foto: Theo McInnes / Vice)

Algunos clientes se fueron decepcionados pero otros aseguraron que volverían (aunque Butler no pensaba abrir más las puertas del exclusivo Shed). Cuando el autor de la genial broma contactó a TripAdvisor preguntándole cómo era posible que su plan llegara tan lejos como para posicionarse en el primer lugar de los restaurantes de Londres, los responsables de la plataforma dijeron que los restaurantes falsos no son un problema frecuente, dado que quienes suelen intentar hacer algo así siempre son periodistas o bloggers buscando burlar la seguridad de la web. En este caso, efectivamente, tienen toda la razón. Puedes ver muchas más fotos en Vice, en la web oficial y en el perfil de Facebook del prestigioso restaurante The Shed at Dulwitch. [vía Vice]