El CO2 es uno de los contaminantes más extendidos en nuestra atmósfera. Atajar sus emisiones es un asunto de vital importancia que muchos gobiernos y empresas no se toman con la suficiente seriedad. Quizá cambiaran de parecer si descubren que con esa contaminación de CO2 pueden fabricar valiosas nanofibras de carbono.

Advertisement

Las nanofibras de carbono son un material muy utilizado en electr√≥nica o para la fabricaci√≥n de bater√≠as, pero no es especialmente barato de producir. La ventaja del m√©todo propuesto por el profesor Stuart Licht, de la Universidad George Washington es revolucionario por varias razones. En primer lugar es sencillo y tremendamente barato. Tan solo necesita sal y la luz solar para generar algo de electricidad. De esto se desprende otra ventaja: no solo devora di√≥xido de carbono del aire, sino que no produce ning√ļn otro contaminante. El investigador compara su t√©cnica a ‚Äúextraer diamantes del cielo‚ÄĚ y explica:

Hemos encontrado la manera de usar el CO2 atmosférico para producir nanofibras de carbono de alto rendimiento. Este tipo de nanofibras se usan hoy en día para fabricar compuestos de alta resistencia como los que se utilizan en aeronáutica, en equipamiento deportivo o en las aspas de las turbinas eólicas.

Licht acaba de presentar su m√©todo en un evento de la Sociedad Americana de Qu√≠mica, y asegura que en una peque√Īa instalaci√≥n de la universidad ya est√°n produciendo nanofibras de carbono a raz√≥n de 10 gramos a la hora. Este es el aspecto de las fibras:

Advertisement

El método filtra el dióxido de carbono del aire y utiliza unos pocos vatios de energía para transformar el dióxido de carbono en fibras de ese material en el extremo de un electrodo. Este vídeo detalla el procedimiento exacto a nivel químico.

La técnica funciona, pero ahora falta afinarla para que las fibras sean más grandes y escalarla a nivel industrial. Licht asegura que si sus dispositivos cubrieran una superficie de unos 940.000 km cuadrados (la décima parte del desierto del Sahara) bastaría para atajar de forma drástica los niveles de CO2 en todo el planeta.

Advertisement

El principal problema de esta t√©cnica es que aplicarla a nivel industrial podr√≠a tener un coste econ√≥mico demasiado elevado. A√ļn no se ha podido calcular con precisi√≥n cu√°nto costar√° una instalaci√≥n semejante, incluso aunque genere nanofibras de carbono. Que alguien le de fondos de investigaci√≥n ilimitados al Dr Licht y su equipo, por favor. [Sociedad Americana de Qu√≠mica v√≠a Gizmag]

Foto de portada: Ugis Riba / Shutterstock

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)