Cuando se destap√≥ el esc√°ndalo de espionaje telef√≥nico de la NSA, la principal excusa de la agencia fue asegurar que no recolectaba conversaciones telef√≥nicas, sino metadatos. Es decir, no sab√≠a a qui√©n pertenec√≠an los n√ļmeros, pero s√≠ a qu√© tel√©fonos llamaba, cu√°ndo o durante cu√°nto tiempo. ¬ŅInofensivo? Para nada. Un sencillo experimento de estudiantes de Stanford demuestra lo f√°cil que es identificar a una persona partiendo de sus metadatos.

Es una de las preguntas que han pululado tras destaparse el esc√°ndalo de espionaje de la NSA: ¬Ņqu√© se puede hacer realmente con los metadatos? Jonathan Mayer y Patrick Mutchler, dos estudiantes de Stanford, realizaron una prueba para comprobarlo.

Primero dise√Īaron una aplicaci√≥n Android para reunir 5.000 n√ļmeros de tel√©fono de voluntarios que sab√≠an que su n√ļmero se utilizar√≠a para el proyecto de investigaci√≥n. Luego, simplemente contrastando esos n√ļmeros de forma autom√°tica contra informaci√≥n p√ļblica en Google, Facebook y Yelp, lograron identificar al 27% de las personas o negocios.

Para imaginar qu√© se podr√≠a hacer si alguien tratara de identificar manualmente a personas en base a los n√ļmeros recolectados, seleccionaron 100 tel√©fonos. Buscando uno por uno en Google lograron identificar al 60% de la gente. A√Īadiendo Facebook y Yelp subieron al 73%. A eso a√Īadieron Intelius, una especie de buscador online de personas. Con este m√©todo y las anteriores fuentes lograron identificar al 91% de las personas o negocios.

Advertisement

Se trata de un sencillo experimento, pero demuestra el poder de los metadatos, de lo f√°cil que es utilizarlos para identificar a gente mediante servicios p√ļblicos completamente gratuitos.

Ahora imagina de lo que es capaz hacer con los metadatos una organizaci√≥n con el poder de la NSA. La conclusi√≥n es relevante porque la principal defensa de la NSA era que solo pidi√≥ a las compa√Ī√≠as telef√≥nicas los n√ļmeros de tel√©fono, no los nombres. En realidad, eso es lo √ļnico que necesitan para identificar a la gente sin problema. Y no solo aplica a los n√ļmeros de tel√©fono. Piensa en tus metadatos de navegaci√≥n online, del email, de servicios de mensajer√≠a, de todas tus aplicaciones digitales. Es el rastro digital que nos delata. [Web Policy Blog v√≠a The Atlantic]

Foto: AP