Marte sigue revelando secretos. En esta ocasión no han sido los robots sobre su superficie los que han hallado estos nuevos datos, sino la sonda MAVEN que examina su atmósfera. El primer descubrimiento es que Marte también tiene auroras. El segundo es más intrigante. Se trata de nubes de polvo a gran altitud cuyo origen aún se desconoce.

Advertisement

De las auroras marcianas ya había indicios. Los científicos las conocen como "Las luces de Navidad" después de que MAVEN las descubriera el pasado 25 de diciembre. Lo que ha sorprendido a los investigadores es la magnitud de estas auroras. Aunque tienen lugar en el espectro ultravioleta y, por lo tanto, no son vivibles para el ser humano sin la ayuda de instrumentos, son mucho más energéticas que las de la Tierra.

Tanto aquí como en Marte, las auroras se deben a las partículas de viento solar. En el caso de Marte, sin embargo, la ausencia de un un campo magnético fuerte como el de la Tierra puede ser la causa de que el fenómeno sea más intenso que en nuestro planeta.

Advertisement

MAVEN está estudiando Marte para tratar de determinar cómo perdió el planeta la mayor parte de su atmósfera y también de su masa de agua. De momento, la sonda no ha podido responder a estas preguntas. En su lugar ha añadido un nuevo misterio a la lista: nubes de polvo. MAVEN ha encontrado grandes nubes de polvo en la tenue atmósfera marciana. Lo raro es que estas nubes están tan altas que no hay ningún proceso atmosférico que se conozca en el planeta rojo que pueda producirlas.

"Si el polvo se origina en la atmósfera, sugiere que hay un proceso fundamental en la atmósfera marciana que aún no hemos visto" explica Laila Andersson, del departamento de astrofísica y ciencias atmosféricas de la Universidad de Boulder, en Colorado, Estados Unidos.

Aún se desconoce la composición de estas nubes que flotan a una altitud de entre 150 y 300 kilómetros de la superficie de Marte. Si estas nubes de polvo no provienen de la atmósfera, los investigadores barajan la posibilidad de que provengan de Fobos y Deimos, las lunas marcianas, o que sean partículas de cometas arrastradas por el viento solar. La investigación de MAVEN continúa y es probable que la sonda de con la respuesta pronto. [vía NASA]

Advertisement

Imagen: ilustración de la sonda MAVEN analizando las auroras marcianas.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)