Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Detectan una formación de roca antigua bajo la Antártida que está acelerando el derretimiento del hielo

Plataforma de hielo Ross
Imagen: NOAA (CC BY 2.0)

Científicos que trabajan en el proyecto ROSETTA-Ice han descubierto una antigua formación rocosa debajo de la plataforma de hielo Ross de la Antártida, la capa de hielo más grande del planeta. Antiguas estructuras de placas tectónicas que están teniendo un gran impacto en los patrones de fusión del hielo.

Usando el sistema IcePod, el equipo recolectó imágenes del hielo y mediciones del campo magnético. Cuentan los investigadores que la plataforma de hielo de Ross es tan gruesa que los métodos tradicionales basados ​​en barcos no funcionarían. Sin embargo, lo que les puso en alerta fue un área a medio camino a través de la plataforma.

De repente, las mediciones del campo magnético se dispararon, descubriendo un segmento previamente no mapeado del límite geológico entre la Antártida oriental y occidental. Luego utilizaron mediciones del campo de gravedad para modelar la forma del fondo marino debajo de la plataforma de hielo.

Advertisement

Lo que encontraron fue que el límite tiene un efecto profundo en la plataforma de hielo que se encuentra por encima (hablamos de una pieza del tamaño de un país como España). Según Kirsty Tinto, científico investigador de la Universidad de Columbia y autor principal del estudio:

Pudimos ver que el límite geológico estaba haciendo el lecho marino en el lado este de la Antártida mucho más profundo que el oeste, y eso afecta la forma en que el agua del océano circula bajo la plataforma de hielo.

Advertisement
Imagen: Vista de la plataforma de hielo Ross desde IcePod (Winnie Chu)

Las corrientes oceánicas afectan la tasa de deshielo en la parte superior, y esto significa que puede impactar a todo el planeta. La plataforma de hielo Ross ayuda a reducir la velocidad del flujo de aproximadamente una quinta parte del hielo que descansa en el continente más austral. Si todo ese hielo se derritiera y terminara en el océano, estaríamos viendo un aumento global del nivel del mar de más de 10 metros.

Advertisement

Las simulaciones por ordenador descubrieron cómo la geología recientemente descubierta afecta las corrientes submarinas. Muy poca agua caliente llega a la plataforma de hielo, pero las corrientes de agua fría pueden llegar a las partes más profundas de los glaciares de la Antártida Oriental, lo que hace que se derritan.

Dichas corrientes se detienen en el límite recién descubierto, por lo que los glaciares de la Antártida Occidental están a salvo (por ahora). El descubrimiento más preocupante es que el frente de la plataforma de hielo está en riesgo. Según el equipo:

Encontramos que la pérdida de hielo de la plataforma de hielo Ross y el flujo del hielo molido adyacente son sensibles a los cambios en los procesos a lo largo del frente de hielo, como el aumento del calentamiento en verano si el hielo marino o las nubes disminuyen.

Advertisement

Un trabajo que vuelve a incidir en el avance de la crisis climática y la necesidad de abordar la emergencia en la Antártida, ya que de otra forma, el espacio tal y como lo conocemos, desaparecerá. [Nature Geoscience vía Science Alert]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key