Image: Codex Ms. Pal. Lat 1071, folio 20v (2018] Biblioteca Apostolica Vaticana

Hasta hace bien poco se pensaba que la imagen mĂĄs antigua de una cacatĂșa en el arte europeo databa de un altar de 1496. Un dibujo hallado en un manuscrito del siglo trece ha retrasado esa fecha 250 años y plantea nuevas preguntas sobre cĂłmo eran en realidad las rutas comerciales en la Edad Media.

La imagen del animal ha aparecido en De Arte Venandi cum Avibus (El arte de la caza con påjaros), un libro propiedad del Emperador romano Federico II de Sicilia que data de entre los años 1241 a 1248 y que actualmente se conserva en la Biblioteca del Vaticano.

Advertisement

Dos estudiantes del Instituto FinlandĂ©s de Roma en colaboraciĂłn con el biĂłlogo Pekka NiemelĂ€ y el zoolĂłgo Simo ÖrmĂ€ han identificado la especie como una hembra perteneciente a alguna de las tres subespecies de cacatĂșa de cresta amarilla que se dan solo en Australia y en algunas zonas de Nueva Guinea e Indonesia.

Image: Codex Ms. Pal. Lat 1071, folio 20v (2018] Biblioteca Apostolica Vaticana

Advertisement

SegĂșn las investigaciones de la doctora Heather Dalton, principal autora del estudio, la cacatĂșa fue un regalo del cuarto sultĂĄn de Egipto (autoproclamado SultĂĄn de Babilonia) al Federico II cuando era rey de Sicilia. El animal arribĂł a El Cairo desde Australasia y de ahĂ­ cruzĂł el mediterrĂĄneo hasta Sicilia. La longevidad de las cacatĂșas ayudĂł a que el ave sobreviviera los años que probablemente durĂł esa travesĂ­a.

El hallazgo es importante porque arroja nueva luz sobre la extensiĂłn de las rutas comerciales en la edad media, un perĂ­odo en el que hasta ahora se creĂ­a que la exploraciĂłn y viajes de los comerciantes era mas limitada. [vĂ­a Phys.org]