El fascinante mecanismo de un bolígrafo retráctil, explicado de manera sencilla

Clic, clic, clic, clic. Los bolígrafos de punta retráctil están por todas partes, para la mayoría son tan habituales que ni siquiera prestamos atención al maravilloso ejercicio de ingeniería que llevan en su interior.

Advertisement

Este vídeo del siempre infalible Engineer Guy, (el mismo que explicó por qué cada lata es también una pequeña maravilla ingenieril) detalla cómo funciona exactamente y con qué corresponden cada uno de los clics que oímos cuando el extremo sale y se retrae respectivamente.

El mecanismo lo conforman 3 partes: un cuerpo de leva (en rojo/naranja), un émbolo (en blanco) y un freno (azul). Cuando apretamos por primera vez se comprime el muelle inferior, el émbolo desplaza la leva hacia abajo y una vez pasa el punto máximo al que lleva el freno se desplaza hacia un lado, rota, por la indentación que tiene la punta del émbolo. Al desplazarse consigue que la leva “suba” (retrayendo la punta) o pare a medio camino (dejándola en posición de escritura).

Al final hay un total de cuatro clics, el primero al pulsar el interruptor superior (clic, primer acople), al soltarlo (clic, cuando sube la leva y la punta queda fuera), al presionar otra vez (clic, el tercer “giro” de la leva sobre el émbolo) y clic (cuando soltamos por última vez). Cada dos clics, (extraer o retraer la punta) la leva gira 180º.

El vídeo hace más referencia al al mecanismo más popular, que fue patentado por la Parker Pen Company en 1965. Pronto, la mayoría de fabricantes intentó copiar el mecanismo pero debido a la patente y que Parker poseía los derechos durante bastante años se vieron obligados a utilizar sus propias variaciones personalizadas (algunas mejores que el original) para evitar demandas. La mayoría de ellas perdura hasta nuestros días.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story