Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Hace unos 11.000 años, una estrella en la constelación Vela explosionó causando una supernova cuya energía aún se puede captar hoy en día. Eso es justo lo que muestra la impresionante imagen de arriba, publicada hoy por la NASA.

Advertisement

Cuando se produce una supernova, una explosión estelar, las capas externas de la estrella son expulsadas con violencia hacia su entorno, hacia el medio interestelar, generando ondas de energía que, en este caso, aún se pueden percibir en rayos X. La imagen de arriba, captada por el Jade Scope Observatory, en Australia, muestra la luz visible y remanente de la supernova.

En el centro de esos restos de energía, polvo y gas, se encuentra el Púlsar de Vela, una estrella de neutrones que emite radiaciones periódicas. Puedes ver debajo la imagen completa, o también aquí. Difícil hacerse a la idea de la inmensidad de lo que existe ahí fuera, pero esta imagen ayuda. [vía NASA]

Share This Story

Get our newsletter