Hay un mito que dice que los adultos no pueden aprender un segundo idioma con fluidez. Últimamente, los medios han estado citando un nuevo estudio que al parecer afirma este mito. El estudio destaca que la edad límite para aprender un nuevo idioma es 18 años. Pero eso simplemente no es verdad.

Para aclarar las cosas, necesitamos definir fluidez. Según el diccionario, “fluidez” es la habilidad de hablar, escribir y expresarse en un idioma extranjero de forma fácil y elocuente. Básicamente, ¿puedes aprender suficiente del idioma para comunicar con un nativo sin demasiados problemas para ambas partes? Es un desafío, sí, pero no es imposible para una persona de 19 años, o hasta una persona de 58 años. Verán, hay una diferencia entre “fluidez nativa gramatical” — o ser un hablante nativo — y fluidez básica en un idioma.

Eso es lo que se está confundiendo aquí, y es la razón por la que sigue existiendo este mito.

Monika Schmid, profesora de lingüística en la Universidad de Essex, comenta que el estudio, publicado en el diario científico Cognition, nunca menciona la palabra “fluidez”. ¿Por qué? Es que no es lo que estaba buscando el estudio. El objetivo del estudio era averiguar si había un “ventana de tiempo crítico” en la cual las personas pueden aprender las complejidades de gramática de un idioma al mismo nivel que un hablante nativo. Aún así, los resultados del estudio no se deben de tomar como verdad indiscutible debido a la metodología empleada, de acuerdo con Elissa Newport, una profesora de neurología en la Universidad de Georgetown que se especializa en la adquisición de idiomas. Newport afirma que la mayoría de los idiomas se pueden aprender en cinco años, sin importar la edad del estudiante.

Advertisement

Definitivamente es más difícil aprender un idioma con los años, pero no es porque haya pasado una ventana de tiempo especial. Probablemente tenga algo que ver con tus circunstancias, como el deterioro cognitivo progresivo y la pérdida de memoria, menos tiempo para estudiar debido al trabajo y la familia o la falta de motivación para empujarte. Normalmente no es necesario aprender un segundo idioma cuando eres adulto — no estás en la escuela y tu trabajo probablemente no lo requiere — así que se convierte en un hobby que ocasionalmente haces en tu tiempo libre.

Si aprendes un nuevo idioma a los 40 tantos años, ¿será posible sonar como un hablante nativo? Probablemente no. Pero sí puedes alcanzar la fluidez si trabajas. No dejes que un mito tonto te detenga.