¬ŅQu√© ves en la esquina superior izquierda?

La carrera por visitar la Luna est√° llena de episodios bastante singulares. Tenemos bocadillos de contrabando, banderas blancas, sonidos extra√Īos, y souvenirs sustra√≠dos. Adem√°s, nuestro sat√©lite tiene el honor de estar adornado con varias obras de arte que llegaron all√≠ sin permiso de la NASA. Entre ellas se cuenta un pene dibujado por Andy Warhol.

Advertisement

Las obras de arte est√°n litografiadas sobre un diminuto fragmento de cer√°mica de solo 1,9 cm √ó 1,3 cm que en este momento adorna la pata del m√≥dulo de aterrizaje Intrepid en el que lleg√≥ la misi√≥n Apollo 12. Para entender qu√© diablos hace esa pieza all√≠ tenemos que remontarnos a 1969 y al escultor estadounidense Forrest ‚ÄúFrosty‚ÄĚMyers.

Forrest Myers (centro), en los a√Īos 70 en Nueva York. Foto: Anton Perich

A Myers se le ocurri√≥ que pod√≠a ser buena idea crear un peque√Īo museo en la Luna con varias obras creadas por artistas muy conocidos de la √©poca. Entusiasmado con la ocurrencia, se puso en contacto con la NASA para poner en marcha su plan. Como la agencia no contest√≥, Myers tomo la falta de respuesta como una aprobaci√≥n t√°cita y decidi√≥ poner en marcha la iniciativa igualmente.

Advertisement

Despu√©s de lograr que cinco artistas se prestaran a realizar un peque√Īo dibujo, el escultor se puso en contacto con una organizaci√≥n neoyorquina llamada Experimentos en arte y Tecnolog√≠a (Experiments in Art and Technology o EAT).

Réplica de la placa oficial que adorna el módulo de alunizaje de la misión Apollo 12. Foto: Wikimedia Commons

La EAT ten√≠a como objetivo poner en contacto a artistas e ingenieros para que realizaran conjuntamente nuevas propuestas art√≠cticas. All√≠ es donde Myers conoci√≥ al ingeniero de Bell Aerospace Fred Waldhauer. Empleando una t√©cnica no muy diferente de la que se utilizaba para grabar circuitos telef√≥nicos, ambos realizaron alrededor de 20 copias de una peque√Īa placa de cer√°mica (en portada) destinada a ir en el m√≥dulo lunar.

Advertisement

Con la obra ya preparada, Myers insistió a la NASA, pero siguió sin obtener respuesta, así que Waldhauer se puso en contacto con un ingeniero que estaba trabajando en el módulo Intrepid y le pidió que insertara la placa en alguna parte.

El telegrama que recibió Waldhauer. Foto: PBS.

Dos d√≠as antes del lanzamiento de la misi√≥n Apolo 12, Waldhauer recibi√≥ un telegrama que dec√≠a: ‚ÄúEst√°is dentro. AOK. Todos los sistemas funcionando‚ÄĚ. Lo firmaba un tal John F. Se cree que el c√≥mplice en la colocaci√≥n de la placa es John F. Connolly, un ingeniero del proyecto Altair en el Centro Espacial Johnson, pero nunca se ha podido determinar si la firma era el nombre real o un simple pseud√≥nimo.

Advertisement

El 24 de noviembre de 1969, el portahelic√≥pteros USS Hornet rescataba el m√≥dulo del Apollo 12 del Oc√©ano Pac√≠fico. La misi√≥n hab√≠a sido un √©xito. Dos d√≠as m√°s tarde, Myers concedi√≥ una entrevista al New York Times en la que revel√≥ su peque√Īa conspiraci√≥n para poner las obras de seis artistas en la Luna. En la foto que ilustraba el reportaje se pod√≠a apreciar la peque√Īa placa con dibujos de John Chamberlain, del propio Forrest Myers, de David Novros, Claes Oldenburg, y de Robert Rauschenberg.

Advertisement

La foto, con el pulgar sujetando la placa de cerámica por una esquina, obviaba muy elegantemente la aportación del más famoso de los artistas implicados: Andy Warhol. La razón era que el dibujo que propuso el genio del Pop-Art parecía el crudo garabato de un pene.

Warhol siempre mantuvo la postura de que su aportaci√≥n era una estilizaci√≥n de sus iniciales (AW) que pod√≠a malinterpretarse si se ve√≠a desde un √°ngulo incorrecto, pero su orientaci√≥n en la placa deja poco lugar a la imaginaci√≥n o a la interpretaci√≥n. Teniendo en cuenta el peculiar humor del artista y su gusto por la transgresi√≥n, tampoco deber√≠a sorprender tanto que eligiera precisamente ese motivo. Desde entonces la ambigua firma de Warhol forma parte de un peque√Īo museo ubicado a 384.000 kil√≥metros de nuestro planeta.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.