Foto: Sean Gallup (Getty Images)

Europa afronta una ola de calor abrasador esta semana. Se espera que las temperaturas alcancen los 42 grados Celsius en algunos puntos y los gobiernos están tomando precauciones de seguridad. Alemania, en concreto, ha impuesto límites de velocidad temporales en la autopista y algunas carreteras.

Al parecer no se trata de una preocupaci√≥n por los coches, sino por la carretera. Existe el temor de que algunos tramos de la carretera puedan doblarse por el calor, lo cual es peligroso y podr√≠a causar accidentes a velocidades elevadas. El peri√≥dico alem√°n Die Welt informa que las secciones m√°s antiguas de la carretera que se han construido con pavimento de hormig√≥n o concreto y pueden ‚Äúreventar‚ÄĚ. ¬°Ah! Genial. Cuando combinas ese efecto con un auto a 190 Km/h o m√°s (algo muy com√ļn en las Autobahn alemanas, es una receta para problemas.

El ministerio de transporte del estado alem√°n de Sajonia-Anhalt ha establecido l√≠mites de velocidad temporales de 120 Km/h para autopistas y de 75 Km/h en algunos tramos de carretera donde lo normal es ir a 100. En The Local a√Īaden las siguientes notas informativas:

Varias secciones de la A9 y A38 en el sur del estado alem√°n del este de Sajonia-Anhalt est√°n sujetas a l√≠mites de velocidad hasta nuevo aviso seg√ļn el jefe de la autoridad estatal de construcci√≥n de carreteras, Uwe Langkammer.

La A9 entre el Schkeuditzer Kreuz y Halle se ve afectada. Se ha establecido un límite de 120 km/h allí. Tasmbién se ha establecido un límite de 100 km/h para la A9 hacia Munich entre Naumburg y Droyßig, así como alrededor de Weißenfels.

En la A38, los automovilistas deben conducir m√°s lento en ambas direcciones entre Merseburg-S√ľd y Merseburg-Nord, as√≠ como hacia Leipzig entre L√ľtzen y la frontera con Sajonia.

Advertisement

La ola de calor se debe a un fen√≥meno llamado bloqueo rex, que tiene que ver con zonas de alta y baja presi√≥n que bloquean las corrientes de aire (en este caso provenientes del norte) y las desv√≠an, permitiendo al aire caliente africano subir hacia Europa. La intensa ola de calor que golpe√≥ a Europa en 2003 mat√≥ a casi 70.000 personas. No es sorprendente que el continente est√© tomando medidas adicionales para mantener a todos a salvo este a√Īo. [Die Welt]