Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Encuentra un Toyota Supra irreconocible en un campo y lo restaura en un super deportivo de época

Como siempre explicamos en esta clase de vídeos donde a una máquina vieja e inservible consiguen darle una segunda vida, muy pocos de nosotros seremos capaces de hacer algo parecido algún día. Dicho esto, la restauración que logran con un viejo Toyota Supra abandonado es simplemente espectacular.

Advertisement

En 1993 Toyota lanzaba la versión de su deportivo Supra, el MK IV. El nuevo modelo se había rediseñado por completo por Celma, entre otras cosas, eliminando los faros retráctiles, o añadiendo una carrocería más resistente (más pesada que los anteriores) y algo más redondeada.

Además, al MK IV se le designaron dos nuevos motores con doble turbo. El modelo estuvo en el mercado hasta el año 2002, pero lo cierto es que entre los entusiastas el vehículo se ha vuelto en los últimos años un deportivo a recuperar.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: El Supra encontrado (YouTube)

Quizás por ello, cuando Trevor Jamison se encontró un modelo de 1995 completamente abandonado, sin la mayoría de sus partes y pudriéndose en un campo, pensó que podía ser posible darle una segunda vida y volver a convertirlo en la máquina que fue, aunque costara siquiera imaginarlo.

Advertisement

Es más, Jamison y sus amigos lo rescataron de su tumba oxidada con el objetivo de convertirlo en un auto de exhibición listo para la carrera. Teniendo en cuenta la base con la que tenían que trabajar, estamos ante un proyecto que requiere manos muy profesionales con muchísima habilidad. Afortunadamente, filmaron todo el proceso y lo editaron en estos 12 minutos:

El trabajo que vemos (duró aproximadamente dos años) acaba siendo una pieza de amor por la mecánica donde hay gran cantidad de dinero y tiempo invertidos. Por ejemplo, los paneles de la carrocería del Supra, o estaban en mal estado o directamente no existían. Además, el óxido había comenzado a formarse en varias secciones a lo largo del chasis.

Advertisement

Jamison y su equipo llevan a cabo un trabajo cuidadoso de metal, soldadura y una tonelada de relleno para el armazón, luego vuelven a enderezar el deportivo, y finalmente aplican un trabajo de pintura en dos tonos de negro y rojo (en mi opinión bastante discutible). Como guinda, le añaden un turbo 2JZ que genera 580 caballos de fuerza.

El resultado final poco tiene que ver, ya no con el viejo auto encontrado, sino con el MK IV que salió de fabrica a mediados de los 90. Un auténtica obra de arte para el asfalto. [YouTube]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter