La facultad de regenerar heridas en cuestión de minutos, o incluso de que nos vuelvan a crecer miembros amputados era, hasta ahora, terreno de la ciencia ficción. Científicos de la Escuela Médica de Harvard han localizado por primera vez un gen cuya función permite precisamente eso: una regeneración de tejidos acelerada en seres humanos.

Advertisement

El descubrimiento lo ha realizado de forma casual el investigador de Harvard George Daley. En su trabajo de investigaci√≥n contra el c√°ncer, Daley descubri√≥ que al marcar a un grupo de ratones con un peque√Īo corte en la oreja, estos regeneraban completamente la herida. La raz√≥n es que los ratones hab√≠an sido gen√©ticamente alterados para mantener activo un gen llamado Lin28a. "Sab√≠amos que el gen Lin28a pod√≠a reprogramar c√©lulas a un estado embri√≥nico parecido a las c√©lulas madre, pero hicimos este otro descubrimiento b√°sicamente por casualidad", explica Daley. Los resultados de su investigaci√≥n se han publicado ahora en la revisa Cell.

El Lin28a ha resultado ser el responsable de una curaci√≥n acelerada que comienza a manifestarse en el √ļtero materno. La mala noticia es que la actividad del gen decae a las cinco semanas de vida. Incluso con el gen activo despu√©s de ese tiempo, los ratones no son capaces de regenerar miembros, y parece que hay tipos de tejidos, como el card√≠aco, que tampoco son capaces de curarse por mucho que se active el gen.

La regeneraci√≥n de tejidos o incluso de √≥rganos en humanos est√° a√ļn muy lejos. La buena noticia es que los investigadores saben, por primera vez, d√≥nde hay que buscar para tratar de mantener activo el Lin28a m√°s all√° de las primeras semanas de vida, y as√≠ ayudar a curar heridas mucho m√°s f√°cilmente. [Scientific American]