Foto: Instituto Nacional de Antropología e Historia de México

Un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) dio con un ancla del siglo XV mientras buscaba los barcos hundidos de Hernán Cortés, el conquistador del Imperio azteca.

El ancla fue hallada a 12 metros de la superficie, en aguas de la Villa Rica, en Veracruz, donde Cortés hundió sus navíos para evitar que sus hombres desertaran antes de la conquista de México. Según el INAH, estaba cubierta de sedimento marino, lo que permitió a que se mantuviese en buen estado.

Un análisis de laboratorio reveló que la pieza contenía madera de un roble endémico de la cornisa cantábrica, en el norte de España, y otros dos análisis la dataron en intervalos que van de 1417 a 1492 y de 1450 a 1530.

Roberto Junco, de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, explicó en un comunicado que los vascos y los cántabros eran por entonces importantes productores de clavazón, anclas y otras herramientas de hierro utilizadas en la construcción naval. Pero Junco admite que no hay pruebas para vincular el ancla con los barcos que, se dice, hundió Cortés en 1519.

Advertisement

La pieza de 500 años podría pertenecer a alguna de las embarcaciones de Pánfilo de Narváez o cualquiera de los exploradores ibéricos que atracaron regularmente en Veracruz después de Hernán Cortés.

Por ahora, el ancla sigue hundida en el lugar donde fue encontrada. Si bien los investigadores tienen una reconstrucción 3D para analizarla, esperan sacarla del agua para garantizar su conservación.

Advertisement

[INAH vía NOTIMEX]