Foto: FOX

Debo confesar que mi inter√©s por X-Men: Dark Phoenix es m√≠nimo por diferentes motivos que ahora no vienen a cuento. El √ļltimo tr√°iler publicado por Fox no ayud√≥ nada a mejorar mis expectativas, pero justo ayer lleg√≥ el tr√°iler internacional, y vaya si hay diferencia.

No es que de repente tenga el hype por las nubes y quiera ir al estreno de Dark Phoenix disfrazado de Bestia (no me haría falta mucho), pero reconozco que mi interés ha pasado de negativo a ligero interés, y la razón no es que haya nuevas escenas reveladoras que no habíamos visto, o que este nuevo tráiler tenga más acción. La principal diferencia entre un tráiler y otro está en el montaje de las escenas, y es abismal.

Este es el tráiler original que Fox publicó el pasado 27 de febrero:

Este es el nuevo tr√°iler internacional que ha salido el 5 de marzo:

Es cierto que el segundo tráiler tiene alguna escena más, pero no creo que sea eso lo que marca la diferencia. El nuevo avance cuenta una historia y nos deja con ganas de saber más. Tiene una coherencia donde el tráiler de arriba solo nos bombardea con escenas inconexas. El cambio es sutil, pero en mi caso ha supuesto pasar de la más absoluta indiferencia a sentir una punzada de curiosidad y hasta emoción por el futuro de los X-Men en la película.

Advertisement

Los tráilers son un arma poderosa y de doble filo. Un tráiler inconexo, corto o aburrido puede matar completamente el hype. Uno bien hecho puede acelerar el tren de las expectativas hasta extremos increíbles. Un tráiler que cuenta demasiado o hace esperar demasiado de la película puede acabar con el film descarrilando en taquilla. En definitiva, todo un arte.

X-Men: Dark Phoenix se estrena el 7 de junio en Estados Unidos.