Captura de pantalla: YouTube

El restaurante Wattana Panich de Bangkok, Tailandia, es el único en el planeta donde los comensales pueden disfrutar de un plato que lleva haciéndose a fuego lento casi medio siglo: unos noodles con carne que se llevan cocinando durante 45 años.

El plato se llama atún neua, y como explican en el vídeo de Great Big Story, se hierve a fuego lento en una olla gigante. Para ello, se agrega diariamente carne fresca como carne de res cruda en rodajas, tripas y otros órganos no especificados. Finalmente, cualquier resto de caldo se conserva al final de cada día y se utiliza en la sopa del día siguiente (otra vez con productos frescos, por supuesto). Un método de cocina antiguo que, según los dueños, le da a la sopa un sabor y aroma únicos.

Por cierto, si te fijas bien, alrededor de la olla se aprecia una especie de anillo brillante. Se trata de un residuo de sopa que se ha estado recolectando y solidificando durante esas más de cuatro décadas. [Great Big Story]