‚Äú¬ŅMataron los cometas a los dinosaurios?‚ÄĚ, preguntaba una portada de la revista Time en 1985. Los astrof√≠sicos Daniel Whitmire y John Matese hab√≠an vinculado por primera vez las extinciones masivas de la Tierra con el Planeta X, el hipot√©tico noveno planeta del sistema solar que llevamos buscando m√°s de cien a√Īos.

Advertisement

La posibilidad de que el Planeta X exista ha pasado a ser muy real en los √ļltimos meses. Investigadores de Caltech presentaron en enero una serie de c√°lculos y simulaciones que sugieren que hay un astro de masa 10 veces mayor que la Tierra a unas mil unidades astron√≥micas de nosotros. Desde su escondite, el Planeta X consigue alterar los movimientos de planetoides y planetas, como Sedna o Neptuno. Un hallazgo reciente ratifica esta hip√≥tesis; sin embargo, los telescopios siguen sin hacer una detecci√≥n directa.

Whitmire, ahora astrof√≠sico retirado y profesor de matem√°ticas en la Universidad de Arkansas, ha aprovechado el ruido de estos meses para darle visibilidad a su vieja teor√≠a. En las Monthly Notices de la Real Sociedad Astron√≥mica, el cient√≠fico explica c√≥mo el hipot√©tico planeta puede desencadenar lluvias de cometas peri√≥dicas, que encajan con las extinciones masivas de la Tierra ‚ÄĒentre ellas la de los dinosaurios.

Un estudio del registro f√≥sil afirmaba en 2010 que la Tierra sufre una extinci√≥n en masa cada 27 millones de a√Īos, una alarmante periodicidad que se repite desde hace 500 millones de a√Īos. Daniel Whitmire utiliza este hallazgo de la paleontolog√≠a para validar su propia teor√≠a. Seg√ļn el astrof√≠sico retirado, el Planeta X (que tiene una √≥rbita inclinada) pasa cada aproximadamente 27 millones de a√Īos por el cintur√≥n de Kuiper y empuja a los comentas de la formaci√≥n hacia el interior del sistema solar. Muchos de estos cometas se desintegran a medida que se acercan al Sol ‚ÄĒreduciendo la cantidad de luz que llega a la Tierra‚ÄĒ, y otros consiguen impactar contra nuestro planeta.

Advertisement

Cuando publicaron el estudio original (Nature, 1985), Whitmire y Matese cre√≠an que el Planeta X estaba a 100 unidades astron√≥micas del Sol y era entre una y cinco veces m√°s masivo que la Tierra ‚ÄĒn√ļmeros mucho menores que los calculados por Konstantin Batygin y Mike Brown, de Caltech, en 2016. Con John Matese jubilado (fue el autor de la hip√≥tesis del planeta Tyche en 1999), Whitmire renueva su teor√≠a y nos recuerda que nunca ha sido refutada, lo que alimenta un poco m√°s el misterio del esquivo Planeta X. [v√≠a Phys]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.