GIF: Zant

El speedrunning, el acto de terminar un videojuego lo más rápido posible, es un proceso iterativo que evoluciona rápidamente gracias a las contribuciones de una gran comunidad de jugadores. En solo dos años, el juego The Legend of Zelda: Breath of the Wild ha visto cómo han ido evolucionando mucho este tipo de técnicas, pero la última que han descubierto tiene el potencial de ser un tremendo adelanto para los jugadores que buscan arañar segundos al crono.

Hasta ahora, las técnicas llevadas a cabo en Breath of the Wild eran sobre todo de dos tipos, los cuales utilizan cuidadosos movimientos y ciertas físicas del juego para lanzar a Link por los aires. Sin embargo, el único inconveniente de estos trucos es que dependen del uso de objetos y enemigos del juego que, a veces, no siempre funcionan de la misma manera o están disponibles para que los usemos.

Advertisement

Una nueva técnica conocida como “lanzamientos por impacto de bomba” ha abierto un abanico de posibilidades adicionales para viajar rápidamente. Según el speedrunner de Breath of the Wild Zant, esta técnica fue mostrada por primera vez por el tuitero Satougashi020, cuyo original vídeo mostraba la técnica utilizada para lanzar a Link por los aires y que aterrizase sobre uno de los santuarios. Después de algunos experimentos, la comunidad de speedrunning se dio cuenta de que este truco también podía usarse fuera de los santuarios, dándoles una nueva herramienta poderosa para atravesar el enorme mundo abierto del juego.

“Hasta este punto, en el speedrunning de Breath of the Wild, Link tenía que depender de terceros que lo lanzasen alrededor del mundo del juego”, explicaba Zant en su propio vídeo. Una de las dos técnicas que comentábamos antes requiere que Link encuentre un objeto cercano, mientras que para que la otra funcione, hace falta un personaje enemigo. “Pero ahora que Link puede sacar dos bombas y volar a través del mapa, por lo que podemos utilizar rutas mucho más directas hacia nuestros objetivos”, añadió.

Para utilizar esta técnica, el jugador primero necesita encontrar un lugar algo más alto que Link para poder saltar, sacar el arco en el aire y que el tiempo se ralentice. Después de alinearse con el objeto y dar dos saltos hacia atrás, el jugador coloca una bomba cuadrada en el suelo frente a Link.

Luego, mientras sigue apuntando, el jugador debe caminar hacia adelante y subir al objeto desde el que planea dar el salto, con la bomba situada detrás de si. Después de hacer el salto hacia detrás y que el tiempo bala comience, los jugadores deben lanzar una bomba redonda, sincronizándola con precisión para que caiga cuando se haya consumido ya un tercio de la barra de resistencia.

Llegados a este punto, al detonar la bomba cuadrada, la bomba redonda saldrá despedida y se acelerará gracias a la manipulación del tiempo de bala. Si todo se hace correctamente, la bomba redonda lanzará a Link por los aires hacia su próximo objetivo.

Advertisement

Aunque la distancia recorrida es menor que con otras técnicas, los jugadores tienen la ventaja de que Link siempre puede hacer uso de las bombas y así no depender de elementos externos.

“No debemos subestimar la versatilidad de este truco”, dijo Zant. “Tenemos más libertad que nunca para hacer nuestras rutas, y no puedo esperar lo que va a suponer para el speedrunning de este juego dentro de un año”.