Los arqueólogos están acostumbrados a encontrar objetos de todo tipo, pero esto es completamente inédito. Se trata de 2.000 pequeñas espirales de oro de unos tres centímetros de largo. Las espirales pertenecen a la denominada Edad de Bronce tardío en Europa, pero ningún investigador hasta ahora sabe para qué sirven.

Advertisement

Flemming Kaul, del Museo Nacional de Dinamarca admite que, a día de hoy, los arqueólogos no están seguros de para qué podían haberse usado estas piezas. Entre las posibles hipótesis está el que formaran parte de algún ropaje ceremonial, o incluso que fueran algún tipo de adornos para hacer trenzas en el pelo. Al no haber ningún antecedente, tan solo se puede especular sobre su uso y esperar a ver si el yacimiento en el que han aparecido aporta alguna otra pieza que ofrezca claves sobre ellas. La datación estima que las espirales pertenecen a algún momento entre los años 700 y 900 antes de Cristo.

Advertisement

Las espirales forman parte de un yacimiento descubierto hace dos años por una pareja de arqueólogos aficionados en la región danesa de Boeslunde. Lo primero que apareció fueron cuatro pesados anillos de oro (cerca de 3,5 kg cada uno) denominados “anillos del juramento”. Tras dos excavaciones, apenas se habían encontrado un par de estas espirales. Al excavar a más profundidad es cuándo han aparecido las casi 2.000 piezas.

Las espirales estaban en dos grupos. Uno de ellos mostraba las piezas alineadas en grupos de tres o cuatro, mientras que en el otro aparecían amontonadas. Algunos restos entre el metal sugieren que se guardaban en una bolsa de tela o cuero dentro de algún tipo de cofre de madera.

Los arqueólogos del Museo Nacional Vestsjælland están convencidos de que aún quedan muchas piezas de oro y otros restos por hallar en la región. Se cree que en la edad de bronce, Boeslunde fue un punto importante donde se realizaban sacrificios en honor del dios del sol. Las espirales encontradas podrían ser parte de alguno de estos atuendos ceremoniales. [Museo Vestsjælland vía BBC]

Advertisement

Fotos: Museo Nacional Vestsjælland

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)