Postes y líneas eléctricas derribadas sobre una carretera en Humacao, Puerto Rico. (Foto: AP Images)

El hurac√°n¬†Mar√≠a se encuentra en la costa norte de Rep√ļblica Dominicana, despu√©s de dejar atr√°s niveles hist√≥ricos de destrucci√≥n en Puerto Rico, las Islas V√≠rgenes de Estados Unidos y otras naciones caribe√Īas. Los esfuerzos de recuperaci√≥n y limpieza ya han comenzado, pero como lo demuestran las desgarradoras fotos que salen de all√≠, todav√≠a les queda mucho trabajo por delante.

Advertisement

El ojo del huracán María barrió Puerto Rico el día de ayer, azotando el territorio estadounidense con vientos de categoría 4 a 200 kilómetros por hora, y dejando a toda la isla sin energía eléctrica.

‚ÄúTendr√°n que pasar meses, muchos meses antes de que podamos recuperarnos de esto‚ÄĚ, dijo a Associated Press F√©lix Delgado, alcalde de la ciudad costera de Cata√Īo, y no est√° exagerando. Puerto Rico es un vestigio devastado de lo que era hace apenas un par de d√≠as, con √°rboles arrancados de la tierra desde la ra√≠z, cientos de casas destruidas hasta los cimientos, calles llenas de desechos y cascadas producidas por las catastr√≥ficas inundaciones.

Hace apenas horas la tormenta azotó las Islas Vírgenes de Estados Unidos, pasando al oeste de Santa Cruz con vientos de 145 kilómetros por hora.

Advertisement

Una estación de gasolina inundada y destruida por el paso del huracán María en Puerto Rico. (Foto: AP Images)
Un concesionario puertorrique√Īo destruido. (Foto: AP Images)
Líneas de electricidad caídas. (Foto: AP Images)

Advertisement

Al finalizar la tarde del jueves 21 de septiembre Puerto Rico segu√≠a bajo alerta de inundaciones, debido a que la parte final de la tormenta amenaza con otros 10 a 20 cent√≠metros de lluvia sobre los 88 cent√≠metros que ya ha producido. Al menos una persona ha fallecido en la isla, y una mujer junto a dos ni√Īos fueron rescatados de un bote que se extravi√≥ en la costa de la isla, seg√ļn la guardia costera de los Estados Unidos. Mar√≠a es responsable de al menos 18 muertes hasta ahora: 15 en Dominica, dos en Guadalupe y una en Puerto Rico.

Advertisement

Advertisement

El huracán no podría haber llegado en un peor momento para el territorio estadounidense, que se encuentra en medio de una deuda financiera histórica. Con una infraestructura bastante maltratada, no hay manera de saber cuánto tiempo le tomará a Puerto Rico recuperarse de María, o de dónde obtendrá los recursos para poder lograrlo.

‚ÄúPuerto Rico se encuentra en muy mal estado. Su red el√©ctrica fue destruida. Antes del paso del hurac√°n no estaba en buena forma, pero ahora fue completamente destruida.‚ÄĚ, coment√≥¬†el presidente Donald Trump minutos antes de una reuni√≥n con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, en las Naciones Unidas.

Advertisement

Trump dijo que trabajar√° con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rossell√≥, y que visitar√° la ‚Äúisla completamente devastada‚ÄĚ en alg√ļn momento en el futuro, aunque no especific√≥ cu√°ndo lo har√≠a.

√Ārboles ca√≠dos y escombros en las calles de isla T√≥rtola, en las Islas V√≠rgenes Brit√°nicas. (Foto: AP Images)

Advertisement

En las Islas V√≠rgenes de Estados Unidos, hogar de unas 110.000 personas, la situaci√≥n fue desesperante. La Casa Blanca las ha declarado zona de desastre para poder utilizar fondos federales, al igual que hizo con Puerto Rico. La tormenta dej√≥ el territorio sin energ√≠a el√©ctrica y la mayor√≠a de servicios de telefon√≠a quedaron inhabilitados. La mayor√≠a de las estaciones de radio permanecen inactivas, y los caminos se han hecho intransitables, seg√ļn Reuters. Los c√°lculos sugieren que aproximadamente el 70% de los edificios de Santa Cruz sufrieron da√Īos, una ciudad con 55.000 habitantes.

El centro nacional de huracanes de Estados Unidos reporta que María se encuentra a unos 215 kilómetros al sureste de la isla Gran Turca. El huracán podría volver a fortalecerse durante los próximos días, pero es muy poco probable que llegue a tocar las costas de Estados Unidos. Los vientos de la tormenta tropical podrían comenzar a golpear las Bahamas durante la tarde del viernes.

Y todav√≠a le quedan siete semanas a la temporada de huracanes del Atl√°ntico de este a√Īo. [v√≠a Washington Post, New York Times, Associated Press, Politico]¬†