Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La NASA está investigando el que podría ser el primer crimen cometido en el espacio

21.6K
22
Save
Imagen: NASA

Puede ser que tengamos nuestro primer crimen espacial entre manos, amigos. Aunque no creo que sea de los que vayan a atraer a los cazarrecompensas de las galaxias cercanas.

Según el New York Times, la NASA está investigando a una astronauta a la que acusan de haber accedido de manera ilegal a los datos financieros de su esposa mientras estaba a bordo de la Estación Espacial Internacional.

Advertisement

Las dos supuestamente han pasado por un amargo proceso de divorcio durante este último año, a lo que se ha unido una disputa por la maternidad de su hijo, informó el Times. Summer Worden, ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea, comenzó a investigar quién había accedido a sus datos bancarios después de que su esposa, la astronauta Anne McClain, tuviese conocimiento de sus últimas compras a pesar de estar en el espacio.

Si ese nombre te suena, es porque McClain era una de las elegidas para hacer el primer paseo espacial con mujeres astronautas que la NASA canceló a principios de este año.

Según el Times, el banco de Worden confirmó que alguien había accedido a su cuenta desde una red informática registrada por la NASA. Aunque nadie había tocado el dinero en la cuenta, Worden presentó varias quejas acusando a su cónyuge de robo de identidad, entre otras cosas.

McClain reconoció más tarde que había accedido a la cuenta desde la estación espacial, según el Times, aunque argumentó que era un chequeo rutinario y que solo quería asegurarse de que Worden tuviera suficiente dinero para cubrir las facturas y el resto de cosas de su hijo. La pareja aún no había separado formalmente sus cuentas en aquel momento, y afirmó que nunca le habían dicho que dejara de acceder a su cuenta.

Advertisement

Poco antes de que McClain aterrizase en la Tierra este junio, los padres de Worden enviaron una carta a la Oficina del Inspector General de la NASA diciendo que toda esta situación era una “campaña de manipulación calculada” por parte de McClain para ganar la custodia del niño, informó el Times.

[New York Times]

Share This Story