Un nuevo problema se suma a la anhelada conquista marciana: adem√°s de perder inteligencia en el camino y la posibilidad de sufrir de c√°ncer, en Marte existen tormentas de nieve nocturnas, como lo ha logrado comprobar un estudio basado en los datos e im√°genes obtenidas por una sonda de la NASA.

Advertisement

La foto sobre estas líneas fue capturada por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA, utilizando su cámara de alta resolución High Resolution Imaging Science Experiment (HiRISE). En ella se puede ver claramente un grupo de dunas marcianas cubiertas de nieve.

Estas im√°genes fueron tomadas durante el mes de mayo (primavera) en el hemisferio norte de Marte, a las 13:21 en hora local. Seg√ļn la NASA, cuando el Sol brilla sobre las dunas en primavera el hielo de la superficie comienza a romperse, dejando escapar gas que, a su vez, transporta nieve oscurecida desde el interior de la monta√Īa, lo que crea estos patrones.

No obstante, esta nieve no es igual a la que vemos en la Tierra. En Marte lo que cae es dióxido de carbono congelado, también conocido como hielo seco, el cual requiere de temperaturas de -125 grados Celsius para formarse. Esto se debe a que la atmósfera marciana está compuesta en su mayoría de dióxido de carbono.

Advertisement

Hace casi diez a√Īos la NASA descubri√≥ la presencia de nieve en Marte, pero se desconoc√≠a de la posibilidad de que se presentaran tormentas de nieve en el planeta rojo. Un nuevo estudio del Laboratorio de Metereolog√≠a Din√°mica de Par√≠s, publicado en Nature, determin√≥ que de noche la temperatura puede bajar tanto en la atm√≥sfera del planeta que permite que se formen nubes de agua helada y caiga sobre la superficie marciana hasta acumularse, aunque cae much√≠simo menos que en la Tierra (aproximadamente solo un cent√≠metro de nieve por segundo).

En este caso se trata de nieve real, como la terrestre, sin esa capa de di√≥xido de carbono que caracteriza a la descubierta hace a√Īos. Seg√ļn Aymeric Spiga, investigador principal del estudio:

‚ÄúSe trata de ‚Äúmicroexplosiones‚ÄĚ o microrr√°fagas de tormentas de nieve que pueden durar varias horas. Sobre la superficie del planeta se acumular√° nieve, pero esta desaparecer√° inmediatamente a la ma√Īana siguiente. Lamentablemente, en Marte no tendremos mu√Īecos de nieve ni estaciones para esquiar.‚ÄĚ

Advertisement

Estas nubes de agua helada de hasta 500 kilómetros de diámetro crean fuertes vientos en Marte, lo que permite que la nieve alcance el suelo marciano, siempre y cuando la nube se encuentre cercana a la superficie. No obstante, esto a su vez supone todo un reto cuando se habla de aterrizar en el planeta rojo. [vía NASA / Space / Forbes / HiRISE / Nature]