Los auriculares de Adidas me han dejado sin algunas de mis excusas preferidas para no hacer ejercicio

Imagen: Julio Cerezo

¿Desde cuándo hace auriculares Adidas? Fue lo primero que me pregunté cuando me invitaron a hacer esta review. Pues sí, resulta que Adidas se ha asociado con Zound Industries y ahora fabrica también auriculares. Y bastante buenos, todo sea dicho.

Dejemos un par de cosas claras antes de empezar. La primera es que los auriculares inalámbricos de Adidas son para hacer ejercicio y hay que juzgarlos como tal. Por ello analizaremos su conectividad, su batería, su diseño, sus funciones y sí, también su sonido, aunque esto pueda quedar incluso en segundo plano en unos auriculares de este tipo. La segunda es que esta es una review doble, ya que he probado tanto los auriculares de diadema RPT-01 como los auriculares in-ear FWD-01 y no pretendo aburriros por duplicado.

Advertisement
Puedes quitar la tela que recubre los RPT-01 para lavarla cuando ya empiecen a oler raro.
Imagen: Julio Cerezo

El ajuste perfecto para cada tipo de oreja

Lo más importante —a mi juicio— en unos auriculares de este tipo es que se ajusten bien. Y en esto Adidas ha dado en el clavo. Los FWD-01 traen una extensa colección de almohadillas y aletas para que las combines a tu gusto y se queden bien sujetos en su sitio. El proceso de prueba y error para dar con los que mejor se acomoden a tus orejas es un poco tedioso, pero una vez que hayas dado con la combinación exacta habrá merecido la pena. (Cuidado, tú también podrías descubrir que tienes una oreja más grande que la otra).

Los auriculares de diadema RPT-01 también se ajustarán bien a tu cabeza, aunque inevitablemente se moverán algo más si haces algún ejercicio intenso. Si los vas a utilizar en el gimnasio no tendrás mayor problema.

Mal se te tiene que dar para que no puedas encontrar una combinación que se ajuste bien a tus orejas.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Otro de los apartados fundamentales en unos auriculares de este tipo es la conectividad. No son pocos los auriculares inalámbricos que he tenido que enviar de vuelta a los almacenes de Amazon por problemas de este tipo (ninguno en este rango de precio, también hay que decirlo, aunque ya llegaremos a ésto). Es realmente frustrante estar partiéndote el pecho para bajar la barriga cervecera y que se te corte tu canción motivadora cada dos por tres. Los flojitos como yo nos desmoralizamos con mucho menos. Así que es otra cosa a agradecer en estos auriculares.

Ambos modelos tienen un funcionamiento parecido. En el caso de los FWD-01 tenemos en un lado un botón que sirve para encender los auriculares y dos para controlar el volumen; y el en otro nos encontramos con el botón de Acción (más sobre esto en un minuto). Los RPT-01 no son muy diferentes. En un lateral tenemos un pequeño botón multidireccional con el que encendemos el dispositivo, controlamos el volumen y pasamos las canciones; y en el otro tenemos también el botón de Acción.

Advertisement
El estilo de los FWD-01 recuerda mucho al de unos cordones.
Imagen: Julio Cerezo

Un botón personalizado a tu gusto

El botón de Acción es un botón que podemos programar para hacer ciertas cosas. Puedes configurar el botón para convocar al asistente de voz que tengas configurado en tu móvil, o también asociar playlists de Spotify a ciertas pulsaciones del botón. Si de repente sientes que el cuerpo ya no te pide Headhunterz y prefieres escuchar algo como Hamburguesa Vegetal (quién soy yo para juzgar) basta con un par de toques al botón Acción y cambiará rápidamente de una lista a otra. Tú decides lo que hacer con ese poder.

Advertisement

Para poder configurar esto solo tienes que ir a la aplicación de Adidas Headphones y marcar la opción que prefieras. Esto no es lo único que puedes hacer con esta app. Podrás ecualizar tus auriculares para que suenen de la manera que más te guste o comprobar la batería que les queda a tus cascos. La app tampoco tiene mucho más.

¡Se quieren! No, en realidad esto es para enseñar que los auriculares traen unos imanes para que te los puedas anudar al cuello fácilmente.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Batería a prueba de vagos

La batería es otro de los puntos fuertes de ambos modelos. Los FWD-01 aguantan hasta 16 horas —hora arriba, hora abajo— con una sola carga y los RPT-01 aguantan hasta 40 horas del tirón. Sin embargo, esto no es lo mejor que tienen estos dos auriculares. Gracias a su carga rápida podrás rellenar la batería suficiente para unos cuantos entrenamientos en apenas 10 minutos. Por lo que si llegas y tus auriculares se han descargado por completo, no tendrás que posponer tu hora de ejercicio para otro día. Adidas parece decidida a dejarme sin mis excusas favoritas para no hacer ejercicio.

Advertisement

Tampoco creas que han descuidado el apartado del sonido lo más mínimo. Ambos auriculares tienen un sonido claro y buen volumen, y los bajos —donde muchos de los auriculares de este tipo hacen aguas— son bien potentes. Si buscas un mayor aislamiento de tu entorno, los FWD-01 son tu mejor opción.

Y encima se cargan por un puerto USB-C. Lloro de felicidad. 
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Pero estos auriculares tienen un gran ‘pero’, y no es otro que su precio. Los FWD-01 cuestan 149 euros y los RPT-01 se van hasta los 169 euros. Eso es un “señor” desembolso por unos auriculares para hacer ejercicio. Pero quién sabe, quizás son el argumento que te faltaba para conseguir levantarte del sofá.

En resumen

  • Ambos auriculares tienen muy buen sonido. Sorprende la calidad de sus graves.
  • Los dos auriculares se ajustan bien, aunque los RPT-01 están más pensados para usar en un gimnasio.
  • Con una carga de unos pocos minutos tienes batería suficiente para varios entrenamientos en cualquiera de los dos modelos.
  • La gran pega de ambos es su precio. Los FWD-01 cuestan 149 euros y los RPT-01 llegan a 169 euros.

Share This Story