Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Shutterstock

Todos hemos escuchado esto de al menos una persona: “No estoy preocupado por contagiarme de COVID-19 porque soy joven”. Ese es el razonamiento que siguen las personas jóvenes que se van de vacaciones a la playa, que aprovechan las ofertas de vuelos baratos o que abarrotan bares y discotecas en países donde aún no existe un cierre total.

Advertisement

Pero ser joven y sano no es exactamente un comodín que te salva de tener complicaciones serias. Las personas jóvenes y sanas pueden contraer el coronavirus, y cuando lo hacen, pueden terminar en el hospital en tasas más altas de lo que los expertos esperaban originalmente.

En un análisis inicial publicado por los CDC el 18 de marzo, los adultos entre las edades de 20 a 54 años representan el 38% de 508 hospitalizaciones. De las muertes confirmadas, el 20% fueron personas entre 20 y 64 años. Ser anciano puede poner a una persona en mayor riesgo, pero eso no significa que todos los demás vayan a bien.

La COVID-19 es seria. Para los casos leves o moderados, los síntomas varían desde síntomas similares al resfriado hasta neumonías que no requieren oxígeno. Ese es el mejor de los casos. En el peor de los casos, deberás ir al hospital. Hasta ahora, en Estados Unidos, uno de cada ocho casos confirmados ha requerido hospitalización.

Advertisement

¿Recuerdas lo difícil que fue encontrar papel higiénico o agua embotellada? ¿Recuerdas ir a siete tiendas diferentes y maldecir a los que compraron todo el suministro? ¿Recuerdas la ira colectiva contra el tipo que compró 17.700 botellas de gel desinfectante para manos?

¿Qué pasa si alguien que te importa se enferma con COVID-19 y, en lugar de necesitar papel higiénico, necesita un respirador para poder respirar? Si la tasa de infección continúa al ritmo actual, ese es el futuro que veremos, donde no haya suficientes camas de hospital o respiradores para todos los que los necesitan.

Advertisement

Por eso tenemos que lavarnos las manos. Es por eso que necesitamos desinfectar nuestros hogares. Por eso tenemos que practicar el distanciamiento social. Disminuir la propagación de COVID-19 significa que los hospitales tendrán la infraestructura necesaria, incluidos suficientes médicos, enfermeras y suministros médicos, para tratar a los enfermos críticos.

Share This Story

Get our newsletter