Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Mi 10 5G, análisis: Xiaomi tendrá que recuperar su esencia si quiere ganar a los grandes en su terreno

El Mi 10 5G es un gran movil, pero no parece suficiente para ser el top de su clase.
Imagen: Julio Cerezo
El Mi 10 5G es un gran movil, pero no parece suficiente para ser el top de su clase.
Imagen: Julio Cerezo

Xiaomi, lleva años arrasando en la gama media con sus teléfonos. Nunca ha sido el más alto, el más listo o el más guapo de su clase, pero ha tenido la combinación justa para llevarse a todas sus pretendientes de calle. Sin embargo, ahora ha decidido cambiar de aires y apuntar a la parte alta de la tabla, y en este nuevo escenario, todavía no ha encontrado su sitio.

Advertisement

No podemos decir que el Xiaomi Mi 10 5G sea un mal móvil (de hecho, es un gran móvil), pero no trae algo puntero que el resto de teléfonos top no ofrezcan en estos momentos, y ni siquiera puede jugar la baza que le ha hecho triunfar en la gama media: ser el mejor móvil calidad-precio. Así que vayamos al porqué.

Advertisement

Diseño

Si hay un apartado en el que Xiaomi no ha decidido arriesgar mucho es en el diseño, pero eso no implica que sea malo, ni por asomo. Estamos ante un teléfono muy bien construido, y aquí se nota indudablemente que estamos ante un smartphone de la parte alta de la tabla. El móvil tiene la combinación de cristal y aluminio que vemos habitualmente en los teléfonos premium, pero aquí es imprescindible hacerse con una funda. Este teléfono se resbala a la primera de cambio, sin importar que superficie sea.

Advertisement

Las lineas curvas del cuerpo y la pantalla le dan un aspecto más estilizado y hacen que, a pesar de tratarse de un teléfono algo pesado (208 g), sea cómodo en el agarre —posiblemente sea de los móviles más cómodos que haya probado— y en el manejo con una sola mano. Sin embargo, me he encontrado con dos problemas de diseño que me han sacado de quicio.

Los botones de volumen y encendido están demasiado juntos.
 Imagen: Julio Cerezo
Los botones de volumen y encendido están demasiado juntos.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

El primero han sido las pulsaciones fantasma en los bordes de la pantalla. Se que las pantallas curvas tienen sus detractores y este es uno de los grandes motivos de ello. Al menos, Xiaomi incluye una opción en el menú para ajustar la sensibilidad de los bordes y que esto ocurra con menos frecuencia, pero sigue siendo un asunto molesto.

El segundo problema ha sido mucho más frustrante porque no tiene solución posible y porque creo que es un fallo de diseño muy básico. Xiaomi ha tenido a bien colocar los botones de volumen y encendido en el mismo lado. Hasta ahí —y aunque yo crea que es más cómodo tener cada uno en un costado—no hay mayor problema. Pero el verdadero inconveniente es que están realmente juntos (a 0,6 centímetros el uno del otro para ser exactos), así que muchas veces cuando intentas tocar uno de los botones acabas pulsando el otro y viceversa. No es que sean grandes pegas, pero estropean la experiencia general del teléfono.

Advertisement
La pantalla AMOLED es estupenda, y si ofreciese resolución Quad HD sería perfecta.
Imagen: Julio Cerezo
La pantalla AMOLED es estupenda, y si ofreciese resolución Quad HD sería perfecta.
Imagen: Julio Cerezo

Una pantalla bastante buena, pero no la mejor

La pantalla es otro de los puntos fuertes del teléfono. Se trata de un panel AMOLED de 6,67 pulgadas, resolución Full HD+ (2340 x 1080) y una tasa de refresco de 90 Hz. También es compatible con HDR10+ y tiene un brillo máximo de 1.120 nits. Sin embargo, teniendo en cuenta que algunos de sus rivales como el Samsung S20 o el Oppo X Find 2 ya ofrecen paneles de 120 Hz y resolución Quad HD, la pantalla del Mi 10 5G sigue estando un peldaño por debajo de las mejores.

Advertisement

Otro acierto del Mi 10 es que Xiaomi ha sido eliminar el notch en forma de lágrima que tenía el Mi 9 y desplazar la cámara frontal hacia la esquina izquierda del teléfono, donde al poco tiempo se vuelve casi imperceptible. Los finos marcos y el ratio de pantalla del 89,8% hacen que quede un frontal imponente.

Debajo de la pantalla se encuentra un lector de huellas, aunque si lo prefieres, el móvil también cuenta con reconocimiento facial 2D. A pesar de que el reconocimiento facial es bastante rápido, en algunas raras ocasiones necesita varios intentos para desbloquear el teléfono.

Advertisement
El Xiaomi Mi 10 5G también tiene una pantalla “Always On” donde puedes hacer que se muestre de forma continua la hora, la batería, las notificaciones o el clima, sin que apenas lo note la batería del teléfono.
El Xiaomi Mi 10 5G también tiene una pantalla “Always On” donde puedes hacer que se muestre de forma continua la hora, la batería, las notificaciones o el clima, sin que apenas lo note la batería del teléfono.

Bloatware, un problema innecesario

Desafortunadamente, Xiaomi incluye un montón de aplicaciones preinstaladas en el Mi 10, que además invaden el teléfono de notificaciones de tanto en cuanto. Desactivar todo esto y borrar las aplicaciones es un engorro por el cuál no deberíamos tener que pasar después de habernos gastado 800 euros en un teléfono.

Advertisement

Pese a ésto, hay que decir que MIUI 11, la capa de de personalización de Xiaomi que viene con el móvil, es bastante completa. Podemos establecer accesos directos a algunas de las funciones que más usamos, personalizar nuestros iconos y nuestras alertas de infinidad de formas o elegir qué queremos que aparezca en nuestra pantalla “Always On”, entre otras muchas cosas más. Si no vienes de un móvil Xiaomi, es posible que te cueste un poco al principio hacerte con los menús y con el hecho de que no exista un cajón de aplicaciones, pero es una curva de aprendizaje asumible para cualquiera.

MIUI es una capa de personalización de Android muy completa. Una de las cosas más interesantes que podemos hacer es colocar accesos directos en nuestra pantalla de inicio a ciertas funciones que utilizamos frecuentemente, como el Bluetooth o la linterna (izquierda). Lástima que traiga demasiado bloatware y que las apps instaladas o los procesos internos del teléfono te bombardeen continuamente con mensajes que rozan el spam (derecha).
MIUI es una capa de personalización de Android muy completa. Una de las cosas más interesantes que podemos hacer es colocar accesos directos en nuestra pantalla de inicio a ciertas funciones que utilizamos frecuentemente, como el Bluetooth o la linterna (izquierda). Lástima que traiga demasiado bloatware y que las apps instaladas o los procesos internos del teléfono te bombardeen continuamente con mensajes que rozan el spam (derecha).
Advertisement

La sala de máquinas que hace funcionar el teléfono es sobresaliente. Un Snapdragon 865, 8GB de RAM y 128 GB de almacenamiento hacen que el teléfono rinda sin problemas en cualquier escenario, pero lo mejor que me he encontrado ha sido la batería. Su batería de 4.780 mAh ha conseguido que no tenga que echar mano a un cargador en casi dos días, y eso es algo que no me había ocurrido en mucho tiempo. Además, incluye tanto carga rápida inalámbrica de 30W como carga inversa.

Muchos megapixeles pero sin teleobjetivo

El conjunto de cámaras del Mi 10 5G es similar al del Mi 10 Pro. Pierde el teleobjetivo y algo de resolución en la lente gran angular, pero mantiene la misma cámara de 108 megapíxeles. La distribución de cámaras queda así:

  • Una cámara principal con un sensor de 108 MP y f1.69.
  • Una cámara gran angular con sensor de 13 MP y f1.33.
  • Una cámara macro con sensor de 2 MP y f2.4.
  • Un sensor de profundidad de 2 MP.
  • Una cámara frontal con un sensor de 20 MP y f2.3.
Casi todas las aplicaciones de cámara de las diferentes marcas son ya muy parecidas entre sí. 
 Imagen: Julio Cerezo
Casi todas las aplicaciones de cámara de las diferentes marcas son ya muy parecidas entre sí.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Aunque Xiaomi presuma de tener la lente con mayor número de megapíxeles del mercado, eso no necesariamente se traduce en conseguir las mejores fotos, pero sigue siendo una gran lente. Los resultados en términos de color y detalle son muy buenos, aunque en imágenes con un mayor rango dinámico tiende a sobreexponer ligeramente las partes más claras.

Como suele ocurrir ahora con las cámaras de los smartphones de alta gama, el móvil habitualmente no saca fotos con todos los megapíxeles de la lente, sino que en su lugar, gracias a una técnica conocida como pixel binning, combina varios píxeles para conseguir más detalles sobre las luces de la imagen. Si lo deseas, también tienes un modo para disparar con 108 megapíxeles, pero en la práctica, no verás mucha diferencia en términos de detalle o de color entre uno y otro.

Advertisement

Si algo se echa en falta es una lente teleobjetivo —que sí tiene el Mi 10 Pro— ya que el zoom óptico x2 se antoja un poco escaso para estar hablando de un móvil de este dinero. Aunque si de algo puede presumir este Mi 10 5G, es que es capaz de grabar vídeo 8K y estabilizados, aunque no creo que haya mucha gente demandando estas características en un móvil.

Advertisement

Conclusiones

Es entendible que, después de reinar en la gama media, Xiaomi intente desbancar a los mejores, pero de momento se ha quedado en tierra de nadie. Por un lado, no ha conseguido ofrecer alguna función top que le haga destacar por delante de sus rivales y que podría justificar el desembolso que supone un gama alta, como podría ser el mejor set de cámaras o una pantalla de más resolución.

Advertisement

Pero lo peor, es que algunas marcas como Realme le han ganado a su propio juego: ofrecer una mejor calidad-precio. El Mi 10 5G es una buena carta de presentación para la parte noble de la tabla, pero si Xiaomi quiere reinar en esta categoría también, tendrá que recuperar de nuevo su esencia.

En resumen

  • La batería es sobresaliente. Hacía mucho que no me pasaba casi dos días sin echar mano a un cargador.
  • Su rendimiento sí está al nivel de los mejores. No se le puede poner ni un pero.
  • Su pantalla curva es de mucha calidad, pero sufre demasiadas pulsaciones accidentales y es importante que Xiaomi corrija esto.
  • La lente principal de 108 megapíxeles funciona muy bien, pero se echa en falta un teleobjetivo.
  • No es un móvil Dual SIM ni tiene resistencia al agua y al polvo.

Share This Story

Get our newsletter