Hasta las galletas de fortuna no pueden escapar de la publicidad.
Photo: Miguel Á. Padriñán (Pexels)

Hoy en día, las empresas publicitarias son conscientes de que tienen que ser creativas para que el mensaje de sus clientes llegue al público adecuado, ya que hay más barreras que nunca. Esto es justo lo que ha hecho la empresa Open Fortune, cuyo fundador tiene un sueño: poner publicidad en todas las galletitas de la fortuna.

Advertisement

El fundador, Shawn Porat, lleva ocho años creado una empresa publicitaria cuya principal plataforma para difundir mensajes es la icónica galleta de la fortuna que te dan en los restaurantes chinos. La idea, como no es de extrañar, le vino a la cabeza en 2010 mientras cenaba en un restaurante chino en Nueva York. Después de hablar con algunas marcas, Porat se dio cuenta de que no estaban interesados en publicidad en los restaurantes, pero que sentían cierta “curiosidad” sobre el concepto de galletas de la suerte con publicidad.

“Las emociones que premiamos son prosperidad, compasión, crecimiento y suerte. Siempre trabajamos para mantener la integridad [de la galleta]”, afirmó Matt Williams, el “jefe de galletas” de la empresa. “Mantenemos los números de la suerte, mantenemos el mensaje de buena fortuna y trabajamos con las marcas para impulsar la emoción”.

De acuerdo con Porat, crear el negocio significó trabajar en la logística de las cadenas de suministro en las fábricas de galletas y los restaurantes chinos. La empresa fabrica sus propias galletas y la publicidad dentro. Utilizan tinta de soja para que las galletas sean comestibles e imprimen las fortunas en varios colores.

Advertisement

Open Fortune le proporciona a los restaurantes chinos sus galletas de forma gratuita y trabaja con aproximadamente un 50% de estos establecimientos en Estados Unidos.

Uno de sus clientes más notables del momento es el banco estadounidense Capital One, que ha comprado 10 millones de galletas de la fortuna con sus anuncios. Las galletas de Capital One ya están apareciendo en los restaurantes, y como cabría imaginar, en las redes sociales.

Advertisement

Los bloqueadores de la publicidad no pueden con el mercado de comida para llevar en la ciudad de Nueva York.

Publicidad generada por las personas en las redes sociales — mediante fotos de las galletas y comentarios — es uno de los beneficios que la empresa de Porat le vende a las empresas. Open Fortune también le proporciona a sus clientes la posibilidad de publicar promociones especiales en las galletas. En el futuro, esperan crear un experiencia de juego con las galletas similar al juego de Monopoly de McDonalds.

Advertisement

Desde luego, es una idea de publicidad interesante, aunque algo impactante para los que se encuentran un anuncio en su galleta. Algún día, quizá las galletas con anuncios serán algo normal en nuestra sociedad. Eso sí, que no quiten la fortuna. Nadie quiere abrir una “galletita con el anuncio”.

[Digiday]