La receta para que la bola de níquel al rojo desate un infierno: pólvora y nitrógeno líquido

La bola de níquel al rojo vivo parece ser un supervillano que casi nadie puede detener. La hemos visto enfrentarse a un Nokia 3310 y su archienemigo parece ser el nitrógeno líquido, pero ni siquiera este podrá enfriar lo suficiente un montón de pólvora como para evitar que explote, y este vídeo es la prueba.

Advertisement

Los chicos del canal de YouTube Carsandwater han querido comprobar si el nitrógeno líquido podía enfriar la pólvora hasta tal punto de que quedara inutilizada, y que ni siquiera una bola de níquel hirviendo al rojo vivo pudiera hacerla detonar.

El problema es que ha sido así. La bola de níquel está tan caliente y la pólvora es tan volátil que no importa que esté remojada en un líquido a temperaturas bajo cero, siempre va a reaccionar. Y el resultado es puro espectáculo. [vía Carsandwater]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.


Share This Story

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key