Land Rover ha tenido una idea genial, y como todas las buenas ideas, puede ser utilizada para el bien, o para demostrar a los demás lo cretinos que podemos llegar a ser. Se trata de una aplicación experimental para smartphones que permite manejar sus todoterreno desde fuera, como si fueran de radiocontrol.

¿Para que podríamos querer conducir sin estar dentro del vehículo? Se nos ocurren varias ideas (algunas probablemente ilegales), pero Land Rover ha pensado que es la solución ideal para cuando vas por el monte y llegas a una parte especialmente complicada del camino. Salir del vehículo y pilotar suavemente desde el móvil nos permitirá salvar con precisión todo tipo de obstáculos a ras de suelo.

La realidad, sin embargo, es que muchos de los que compran un todoterreno generalmente viven en la ciudad y no han visto un camino de tierra en mucho tiempo. Lo que sí ven todos los días es a maleducados que estacionan ocupando su plaza y parte de la del vecino, y lugares minúsculos donde es realmente complicado meter el coche.

En estos casos, la aplicación tiene un uso espectacular, que es poder estacionar o sacar el vehículo de un lugar donde ni siquiera podríamos abrir la puerta para entrar. Esto es perfecto para poder ignorar al individuo de al lado que ha estacionado fuera de su plaza, o también para ejercer nosotros de maleducado al volante y “empaquetar” el vehículo contiguo. La decisión es solo nuestra.

Advertisement

Por supuesto, la aplicación tiene sus límites. La velocidad máxima controlando el todoterreno desde el móvil es de 6 Km/h, y si nos alejamos más de 10 metros, el coche frena automáticamente. La aplicación utiliza el conjunto de sensores que los Land Rover modernos ya tienen para ayuda al estacionamiento. La única mala noticia es que el software aún no puede descargarse. Como decíamos arriba es experimental y aún está en fase de prototipo. [vía Land Rover]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)