Alucinaciones visuales, sonidos que parecen surgir de la nada y la desasogante sensación de que no estás solo. Hasta ahora se pensaba que esos síntomas eran una manifestación extrema del mal de altura. Un nuevo estudio ha descubierto que la psicosis por altura es algo muy diferente, y no sabemos qué la causa.

Advertisement

Cuando una persona asciende muy r√°pido una monta√Īa, el organismo puede no adaptarse a tiempo a la menor proporci√≥n de ox√≠geno en el aire. El resultado es un cuadro de s√≠ntomas que conocemos como mal de altura y que incluyen mareos, insomnio, torpeza, dolores de cabeza y, en casos extremos, sangrado ocular y edema pulmonar o cerebral.

Es este √ļltimo s√≠ntoma severo, el edema cerebral, el que se consideraba la causa de las alucinaciones y los brotes psic√≥ticos que sufren algunos escaladores cuando se aventuran en cimas extremadamente altas (m√°s de 7.000 metros). Sin embargo, resulta que no es as√≠.

Tras analizar 83 historiales cl√≠nicos en los que se produjeron brotes psic√≥ticos, un equipo de Eurac Research y la Universidad de Innsbruck ha concluido que no hay patolog√≠as que expliquen de manera¬†concluyente la psicosis y que est√° se desarrolla como un proceso aparte. La falta de ox√≠geno puede ser un factor, pero desde luego no es la causa. Lo √ļnico cierto es que aparece con la altitud, desaparece sin dejar secuelas al volver a una altura normal, y es m√°s severa si la persona que lo sufre est√° sola.

Advertisement

El estudio no solo servir√° para mejorar la seguridad de los escaladores profesionales. Tambi√©n podr√≠a ser √ļtil en el tratamiento de la psicosis y de otras afecciones como la esquizofrenia. El pr√≥ximo paso de los investigadores es trabajar con m√©dicos tibetanos para tratar de encontrar los desencadenantes que causan esta peculiar variedad de brote psic√≥tico. [Psychological Medicine¬†v√≠a Science Alert]