Aunque, hoy por hoy, el 4K no pasa de ser un bello formato sin mucho contenido real que lo soporte, Panasonic cree que tiene futuro. Eso es al menos lo que se desprende de su stand en el CES, donde hemos podido ver los prototipos de dos cámaras en este formato: una sin espejo, y otra para llevar.

Poco se sabe de la primera, una nueva Lumix, salvo que integrará un sensor micro cuatro tercios, y que Panasonic está probando sus nuevas tarjetas de memoria SDXC Class 3, algo imprescindible si queremos poder grabar el flujo de datos que genera el vídeo en 4K.

La cámara sin espejo con grabación de vídeo en 4K no es la única en asomar la patita con este formato. Panasonic también muestra una cámara de vídeo para llevar similar a la A100, pero con resolución 4K en lugar de 1080p. La compañía tiene a esta pequeña cámara enviando señal de lo que pasa frente a ella a un televisor 4K de gran formato y lo cierto es que el resultado parece muy bueno para tratarse de una cámara tan pequeña.

Seguramente no será la última cámara con capacidad para grabar vídeo en 4K que veamos en el CES. La posibilidad de crear contenidos propios en 4K es fundamental para poder vender mejor la avalancha de televisores que se espera para 2014 en este formato.

Advertisement