Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Probamos el Mavic Air 2: este sí es el dron que andaba buscando

Ilustración para el artículo titulado

Sí, lo sé. Empezar parafraseando la célebre frase de Obi Wan no es muy imaginativo, pero baja la antorcha y concédeme unos minutos para explicarte por qué, por una vez, es una frase de lo más apropiada. Yo tampoco sabía que estaba buscando un Mavic Air 2... hasta que lo probé. Y ahora... ¡Maldición!

Advertisement

No es la primera vez que pruebo drones, y debo confesar que no son muy santo de mi devoción. Todos los modelos domésticos que he volado me parecen demasiado complicados de pilotar, con muy poca autonomía de vuelo, poco alcance, cámaras no muy brillantes y un precio excesivo. Con el tiempo, DJI ha difuminado todos y cada uno de estos problemas hasta tal punto de que ahora, en lugar de pensar que no soy una persona que vaya a sacar excesivo partido a un dron, estoy buscando excusas mentales para comprarme este.

Advertisement

El Mavic Air 2, como la mayor parte de drones no está listo para volar nada más sacarlo de la caja. Antes hay que montarle los rotores. Es un proceso bastante contraintuitivo porque las cuatro hélices se montan por parejas en diagonal una respecto a la otra y las dos parejas se parecen mucho. Las etiquetas hacen que el trabajo sea apto para auténticos torpes, pero es uno de estos gadgets en los que es muy recomendable leer el manual de primeros pasos para no meter la pata.

Advertisement

Una vez montado, descubrirás que el Air 2 no es precisamente fácil de transportar. Las palas de las hélices tienden a moverse hacia afuera hasta sobresalir del cuerpo, y el conjunto luce frágil y con tendencia a enredarse en tejidos y correas. No es para nada un dispositivo que vayas a querer llevar suelto en la mochila y la caja de producto no incluye funda de transporte. Si compras uno acabarás queriendo tener funda para poder transportarlo con seguridad.

El Mavic Air 2, contra el Mavic Air

DJI tiene varios modelos diferentes de dron y sus prestaciones se superponen en muchos casos, lo que no ayuda a aclararse a la hora de elegir. Esta pequeña tabla proporcionada por la compañía te ayudará a ubicar mejor las características del Mavic Air 2 respecto a los modelos anteriores.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

El precio del Mavic Air 2 en Europa es de 849 euros, pero existe una opción muy jugosa llamada Vuela más, que incluye todos los artículos de la versión estándar (básicamente el dron, el mando y todos los cables de carga y conexión necesarios), pero añade una bandolera para su transporte, filtros ND, un centro de carga y tres baterías por 1.049€.

Advertisement

En cuanto a la disponibilidad, el Mavic Air 2 no estará disponible en Europa, Estados Unidos o Latam hasta mediados de mayo. DJI ha citado expresamente problemas de logística asociados a la pandemia de covid-19 como la razón para este retraso. En China ya está disponible cuando leas esto.

Si has llegado a volar el Mavic Air original, probablemente estés familiarizado con sus dos puntos flacos. El primero es la duración de la batería. DJI especificaba 21 minutos, pero en la práctica solían ser entre 15 y 18. El Mavic Air 2 tiene una autonomía de 34 minutos sobre el papel. En mi corta experiencia volando con él, la cifra baja a alrededor de 28-30, pero sigue siendo una mejora muy notable y que se agradece un montón a la hora de volar.

Advertisement

Eso no quita, por supuesto, que tengas que hacerte con una segunda batería y que sea buena idea planificar de antemano tus vuelos antes de despegar, pero con dos baterías bien cargadas puedes disfrutar de casi una hora de grabación, algo que ahora mismo no está al alcance de otros drones en este rango de precios y prestaciones. La única mala noticia es que la nueva batería extraíble no es compatible con la del Mavic original, así que si tenías el modelo anterior no podrás aprovecharlas. En cierto modo era de esperar.

El Mavic Air 2 (sin hélices) y su batería extraíble.
El Mavic Air 2 (sin hélices) y su batería extraíble.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo)
Advertisement

El segundo inconveniente del Mavic Air era la distancia máxima de vuelo, que era de 4 kilómetros siempre y cuando no existieran interferencias en la zona como muchas redes wifi. El Mavic Pro, por citar una referencia, tiene un alcance máximo de 7km. Pues bién, el Mavic Air 2 cambia la conexión wifi por la nueva versión de su módulo de comunicaciones Ocusync 2.0. La nueva plataforma permite el envío fluido de vídeo a una distancia máxima de 10km con un único pero importante pero: debe haber línea directa de visión entre el dron y el mando.

Parece una condición simple, pero en la práctica es muy sencillo despistarnos. Durante mis pruebas estuve pilotando el Mavic desde lo alto de una colina. En algunas ocasiones hice descender el dron tan a ras de suelo que perdí momentáneamente la línea visual con él, lo que se tradujo en artefactos y pérdida de compresión durante la grabación. Por fortuna, la señal de vuelo no se perdió en ningún momento, pero si estás grabando hay que tenerlo siempre en cuenta porque puede arruinar una toma hermosa. Este es un ejemplo de los vídeos que toma el DJI hábilmente editado por mi compañero Julio Cerezo. Los originales son algo menos interesantes porque me temo que mi estilo de vuelo se parece al de los murciélagos (maniobro demasiado rápido y las tomas quedan poco elegantes).

En cuanto al rango máximo, no llegué en ningún momento a superar los 2km por dos razones, la primera es que estaba rodeado de poblaciones y zonas habitadas sobre las que no puedo volar. La segunda razón es sencillamente que llega un momento en el que el Mavic Air 2 está tan lejos que lo pierdes de vista. En Alemania que es donde vivo, mantener el dron a la vista en todo momento es uno de los requisitos para manejar uno de estos aparatos dentro de la legalidad (y no quieres hacer algo ilegal en este país). Sea como sea, DJI no necesita esforzarse mucho para superar la marca del Air. Solo necesita que la mitad de esos 10km sea cierta, cosa de la que no me cabe duda para batir por goleada al resto de los Mavic. Lo demás supongo que es cuestión de usar prismáticos y paciencia.

Advertisement

Un último detalle sobre el Mavic Air 2. Después de recibir bastantes quejas de que el Mavic Air original era muy ruidoso, DJI ha rediseñado las palas de las hélices dotándolas de una ligera curvatura. El resultado de este cambio es notable. El Air 2 es muy silencioso. Es inevitable escuchar un zumbido que se incrementa si le damos candela a los propulsores, pero no es para nada molesto. A unos 15 metros ya apenas puedes localizarlo por el ruido que hace.

El nuevo mando de control

El siguiente punto que DJI ha revisado a fondo para mejor es el mando de control. El nuevo mando casi parece salido de una consola de los años 80, pero existe una razón para ello. Las antenas ahora están integradas junto al resto de electrónica y no hace falta desplegarlas o interactuar con ellas de ninguna forma. Personalmente lo prefiero así, y tiene ese encanto de lo retro.

Advertisement

Para mi gusto, el diseño original del mando del Mavic Air era todo lo raro y poco lógico de usar que se puede ser. Las pinzas retráctiles de la parte inferior hacían que conectar el móvil fuera un proceso tedioso y no siempre sencillo. El nuevo mando cambia eso por una sola bandeja retráctil en la parte superior. Al levantarla queda al descubierto un habitáculo donde podemos guardar el cable de conexión. Enchufar el móvil es tan sencillo como levantar, soltar un extremo del cable, introducir el teléfono y soltar la pinza. Es un sistema muchos menos aparatoso e infinitamente más cómodo de usar.

Advertisement
Gif: DJI

El segundo cambio a mejor es que con el nuevo mando el móvil queda situado sobre las palancas de control, no entre las muñecas del usuario. Quizá sean manías mías, pero después de haber usado los dos prefiero mil veces este nuevo sistema. Me parece más natural.

Advertisement

Calidad de imagen y vídeo

Hay un primer detalle a tener en cuenta con el Mavic Air 2, y es que el sensor de su cámara, un CMOS de 12Mpx con apertura f/2,8 ha aumentado de tamaño hasta la media pulgada. No he tenido oportunidad de probar el Air 2 al atardecer o con mala luz, pero las pocas tomas que he hecho bajo la sombra de los árboles me hacen pensar que va a ser especialmente bueno en ese terreno comparado con el primer Air. En cuanto a vídeo, es el primero de la familia Mavic que ofrece vídeo 4K a 60 fps y 120 Mbps. También cuenta con HDR, cámara lenta 4x y 120fps (bajando la resolución a 1080p), o 8x en 1080p a 240 fps. Los modos de grabación de vídeo se resumen en:

  • 4K Ultra HD: 3840×2160 24/25/30/48/50/60 fps
  • 2.7K: 2688×1512 24/25/30/48/50/60 fps
  • FHD: 1920×1080 24/25/30/48/50/60/120/240 fps
  • 4K Ultra HD HDR: 3840×2160 24/25/30 fps
  • 2.7K HDR: 2688×1512 24/25/30 fps
  • FullHD HDR: 1920×1080 24/25/30 fps

Un detalle a tener en cuenta con los modos de timelapse o hyperlapse es que el dron necesita mucha batería disponible. En el caso del timelapse, el dron va tomando fotos durante un rato largo. Si nos queda poca batería sencillamente no lo podremos ejecutar completo. El hyperlapse 8K es incluso más restrictivo porque convierte al Mavic Air 2 en un trípode volador. En otras palabras, para ejecutarlo debe permanecer completamente inmóvil (hay una palanca dedicada en el mando junto al modo deportivo).

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

En cuanto a los modos de cámara, hay disponible una gama bastante amplia:

  • Una sola foto de 12mpx o una combinada de 48mpx
  • Ráfaga de 12mpx en 3/5/7 fotogramas
  • Automatic Exposure Bracketing (AEB): en 12mpx, 3/5 fotogramas a 0.7EV Bias
  • Foto demorada en 2/3/5/7/10/15/20/30/60 segundos (12mpx)
  • Panorama en vertical (3×1 o 3328×8000 pixels, ancho (3×3 o 8000×6144 pixels) o 180° Panorama (3×7 o 8192×3500 pixels)
  • Esfera (3×8+1 o 8192×4096 pixels)

La cámara toma fotos de 12mpx con HDR (en JPG o RAW), pero dispone de un nuevo modo que captura y cose cuatro fotos para guardar una de 48mpx. Una función llamada Hyperlight permite ajustar el HDR para mejorar las tomas en baja luz.

Advertisement

Volando con el Mavic Air 2

Una de las cosas que más me ha gustado del nuevo Mavic Air es la nueva versión de DJI Fly, la aplicación de vuelo para iOS y Android desde la que se controlan todas las funciones del dron. No tengo a mano la versión anterior para comparar menú a menú, pero mi percepción es que la nueva versión es infinitamente más amistosa con el usuario poco experimentado. En muchos sentidos es casi como una aplicación de cámara, con todas las opciones de fotografía y vídeo cómodamente situadas a la derecha alrededor del botón de disparo. Por supuesto, ese mismo botón se puede activar en el modo que tengamos activo con el gatillo derecho del mando. DJI también está llena de explicaciones y hasta tutoriales en vídeo para irnos guiando en las primeras sesiones.

Advertisement

El Mavic Air 2 viene con un nuevo sistema de navegación llamado Advanced Pilot Assistance System 3.0. En esencia es una versión mejorada del software que impide que estampemos el dron contra algún árbol, o peor, contra una persona (el Air 2 no tiene protectores en los rotores y las aspas están afiladas como cuchillas). Además tiene la habilidad de esquivar hasta cierto punto los objetos que se dirigen hacia él. He tenido oportunidad de ver esto en dos ocasiones: la primera cuando mi esposa se acercó al dron. La segunda ocurrió cuando mi hija pequeña le tiró su gorro al dron a mala leche y con notable puntería (estaba enfadada porque no podía jugar con él). En ambos casos el Mavic Air 2 se retiró ágilmente hacia atrás mientras la pantalla mostraba una alarma de proximidad igual que la que muestra cuándo estás a punto de estamparlo contra un árbol. Conozco esta última porque me ha saltado unas cuantas veces.

Advertisement

Dudo mucho que el sistema sea infalible. Los cables del tendido eléctrico son demasiado finos para que los sensores los vean, por poner solo un ejemplo. Eso por no mencionar que no tiene ojos en todas partes. El Mavic Air 2 tiene dos sensores de proximidad en la parte frontal, otros dos en la posterior, y otros dos debajo a los que se suma una luz LED para ayudar al aterrizaje en condiciones de baja luz. Es un repertorio anticolisiones realmente potente, pero no perfecto. Los entusiastas de los drones notarán la ausencia de sensores en los laterales y la parte superior. Obviamente, en algo tiene que diferenciarse el Air 2 de los drones profesionales.

Advertisement

La ausencia de estos sensores hace que volar el Air 2 en modo deportivo o en espacios cerrados como el interior de un bosque sea algo que depende exclusivamente de la habilidad del piloto. La buena noticia es que si lo que quieres es grabarte mientras vas en bici por un sendero rodeado de árboles, el nuevo modo de seguimiento hace un trabajo excelente esquivando obstáculos.

El Air 2 también hereda una función muy interesante del pro llamada Spotlight 2.0. Sirve para que seleccionemos un punto de interés para la cámara. Esta sigue los movimientos del objeto y nosotros solo tenemos que maniobrar el dron como mejor nos parezca. Suena genial, pero no es un sistema a prueba de inútiles como yo. En otras palabras, no esperes algo a al altura de la escena de las Speeder Bikes en Endor sin antes haber practicado mucho. Para eso necesitas pilotar como un auténtico Jedi. Huelga decir que yo no soy usuario de la Fuerza en ese sentido (ni en ningún otro ya que estamos).

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo)

Hablando de colisiones, el Mavic Air es el primero de la familia en integrar una tecnología llamada AirSense. Lo que hace, en esencia, es unir el dron a la red Automatic dependent surveillance–broadcast (ADS–B) que usan los aviones de manera que detecta aeronaves en el espacio aéreo del dron y avisa al piloto (al del dron, obviamente) para cambiar su rumbo a una zona segura. Es un buen sistema, aunque en la mayor parte de países los drones ya tienen un techo muy limitado por ley.

Advertisement

En resumen

  • La autonomía de media hora es algo maravilloso. Realmente marca la diferencia a la hora de sacarle diversión.
  • El alcance de 10km es brutal, pero no tengo claro en qué situaciones se le puede sacar partido porque...
  • La grabación de vídeo es muy sensible a la pérdida de visión entre mando y dron. Si no tienes cuidado tus vídeos acabarán con numerosos artefactos y cortes.
  • La nueva versión de la app es mucho más amistosa con el usuario. Se pueden tomar vídeos decentes con cero experiencia en muy poco tiempo.
  • El sistema de seguimiento y los modos de vídeo rápido son fantásticos.
  • Tenerlo con baterías extra y funda te costará 200 euros más (ouch).
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo)
Advertisement

Soy consciente de que me dejo muchos modos de vuelo en el tintero, pero es lo que mi habilidad, la pandemia y el poco tiempo disponible permiten. La cuestión es que es la primera vez que termino de probar un dron y en lugar de pensar: “Está bién, pero no compraría uno” escribo estas líneas pensando cómo convencer a mi esposa para incorporarlo a nuestras excursiones de fin de semana.

El Mavic Air ha solucionado muchos puntos flacos del Air original, pero su mayor mérito es el haber dado en el clavo de la facilidad de uso. Es empezar a volarlo y enamorarte de él. Luego, por supuesto, regresas a casa, compruebas los vídeos y descubres que vuelas como un murciélago borracho, pero esa es también parte de la gracia: el Air 2 es un juguete condenadamente divertido y fácil de aprender, pero muy difícil de dominar. Alguien con experiencia en vídeo y drones puede hacer auténticas maravillas con él a un precio muy razonable para no ser un cuadricóptero profesional.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter