Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Qué ocurrió en el interior del Mary Celeste, el barco fantasma más desconcertante de la historia

Imagen: Mary Celeste (Wikimedia Commons)

Probablemente, una de las historias sin resolver que más ha dado que hablar tuvo lugar en el año 1872. Casi 150 años después, lo ocurrido en el interior del barco mercante Mary Celeste y el destino que corrió su tripulación sigue siendo una auténtica incógnita.

El 7 de noviembre de 1872, el Capitán Benjamin Briggs y la tripulación del Mary Celeste, un barco mercante con un gran cargamento de alcohol, partieron del puerto de Nueva York hacia Génova, Italia. A bordo iban siete tripulantes seleccionados por Briggs junto con su esposa e hija.

Advertisement

Sin embargo, nunca llegarían a su destino. Después de partir, se sabe que el Mary Celeste luchó a través de mal tiempo, de mares traicioneros y fuertes vientos durante las dos semanas siguientes. Luego, el 25 de noviembre, el capitán llevó a cabo la que sería la última entrada en el registro. En ese momento, nada estaba mal en el navío.

Imagen: Dibujo del Mary Celeste (AP)

Menos de un mes después de la partida del Mary Celeste, el 5 de diciembre, el barco británico Dei Gratia se encontraba a unas 400 millas al este de las Azores cuando los miembros de la tripulación divisaron un barco a la deriva. El capitán David Morehouse se sorprendió al descubrir que la nave no guiada era el Mary Celeste, que había partido ocho días antes y que ya debería haber llegado a Génova.

Morehouse cambió de rumbo para ofrecer ayuda.

El capitán envió una partida de abordaje al barco. Cuando llegaron, debajo de las cubiertas las cartas del barco parecían haberse arrojado por los aires, y las pertenencias de la tripulación todavía estaban en sus habitaciones. El único bote salvavidas del barco había desaparecido, y una de sus dos bombas se había desmontado.

Advertisement

En el interior había varios centímetros de agua chapoteando en la sentina, el punto más bajo de la nave que se encuentra debajo de la línea de flotación, aunque la carga de 1.701 barriles de alcohol industrial seguía prácticamente intacta. Había un suministro de unos seis meses de comida y agua, pero ni un alma para consumirlo.

Imagen: Benjamin Briggs (Wikimedia Commons)
Advertisement

Así nació uno de los misterios más duraderos en la historia náutica: ¿qué pasó con las diez personas que habían navegado a bordo del Mary Celeste?

A lo largo del tiempo, la falta de hechos reales solo ha estimulado la especulación sobre lo que podría haber sucedido. Las teorías, como ahora veremos, han abarcado desde un motín hasta monstruos marinos.

Advertisement

Finalmente, una investigación que tuvo lugar hace unos años trató de arrojar algo de luz, un trabajo basado en tecnología marítima moderna y documentos descubiertos en los últimos tiempos que trataron de reconstruir el escenario más probable.

Esto es todo lo que se ha dicho.

Teorías

Imagen: Pintura de George McCord del puerto de Nueva York en el siglo XIX (Wikimedia Commons)
Advertisement

Lo cierto es que el barco estaba perfectamente y en condiciones de navegar. Tenía para seis meses de comida y agua a bordo. Las pertenencias de la tripulación estaban intactas. Además, un capitán solo abandonaría el barco en las circunstancias más difíciles, y ciertamente no parecía existir este escenario.

Una de las teorías tiene que ver con el alcohol. Bajo este argumento, la tripulación habría bebido y posteriormente amotinado. Sin embargo, no hubo señales de violencia.

Advertisement

También hay quien cree que el barco debió ser pasto de piratas, pero tampoco había objetos de valor perdidos.

En una breve historia de Arthur Conan Doyle sobre el tema se detallaba a un ex esclavo que capturaba la nave. No obstante, ¿dónde fueron él y todos los demás?

Advertisement

Si el resto de teorías podrían tener algún resquicio de veracidad, existen otras mucho más inverosímiles como la de los monstruos marinos (con calamar gigante incluido).

También se habló de desastres naturales, como posibles trombas de agua. En este último caso podríamos incluir la posibilidad de un terremoto en el fondo del mar (un maremoto) que pudo ser la causa de la suficiente turbulencia en la superficie para dañar parte de la carga del Mary Celeste liberando vapores tóxicos.

Advertisement
Imagen: Gibraltar en el siglo XIX (Wikimedia Commons)

El temor de una inminente explosión podría haber llevado a Briggs a decidir el abandono del buque. de hecho, las escotillas descubiertas sugieren que hubo una inspección o un intento de airear el área.

Advertisement

El New York Times, en su ejemplar del 9 de febrero de 1913, mencionó la posibilidad de que una filtración de alcohol a través de unos barriles fue la fuente de gases que pudieron haber provocado la amenaza de una inminente explosión en la bodega del Mary Celeste.

Sin embargo, ninguna de estas teorías parecen ser definitivas. Tal vez la más plausible es la de los vapores del alcohol que habían reventado la tapa de la escotilla. Luego, temiendo un incendio, la tripulación abandonó el barco.

Advertisement

Sin embargo, la tapa de la escotilla estaba bien sujeta.

La última teoría

Imagen: Arthur Conan Doyle (Wikimedia Commons)
Advertisement

Cómo decíamos antes, en 1884, Arthur Conan Doyle escribió su cuento, J. Habakuk Jepson’s Statemen, basado en la historia de Mary Celeste. La publicidad del mismo llevó a una nueva investigación del barco, pero tampoco se encontraron nuevas soluciones.

Finalmente, en el año 2002, la documentalista Anne MacGregor comenzó a investigar. Usando varios métodos modernos, reconstruyó la deriva del barco fantasma y dedujo que el capitán tenía una brújula defectuosa y estaba irremediablemente fuera de rumbo.

Advertisement

El Mary Celeste estaba a más de 140 kilómetros al oeste de donde debería haber estado.

El capitán luego cambió de rumbo hacia la Isla de Santa María en las Azores y probablemente buscaba refugio del clima que se encontró. Hasta aquí todo bien, pero esto no haría que un capitán abandone el barco. Sin embargo, MacGregor también se enteró de que el barco se había reacondicionado hacía poco tiempo y que el polvo de carbón y los desechos de la obra probablemente habían obstruido las bombas que extraen el agua.

Advertisement
Imagen: Cumberland County Museum and Archives, Amherst, Nova Scotia Canada

Y si las bombas no funcionan, no hay forma de bombear el agua que podría llegar a la sentina del barco, por lo que el capitán Briggs podría haber decidido que, con el barco fuera de rumbo, y probablemente cerca de algún tipo de terreno, la tripulación debería reducir riesgos y simplemente intentar salvarse abandonando el barco y dirigiéndose hacia la tierra.

Advertisement

Quizás porque es la última de las teorías basadas en las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, podría ser la más cercana a la realidad. La versión de MacGregor no es universalmente aceptada, ni siquiera definitivamente demostrable, pero al menos se alinea con la evidencia (la bomba desmontada, por ejemplo) de una manera que otras teorías no lo hacen. [Wikipedia, Smithsonian]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key