Cansado de soñar que estás en ropa interior delante de toda la clase? ¿Por qué no soñar que tienes superpoderes? ¿O que eres millonario y disfrutas de una vida de película?

Aunque no te lo creas, hay personas capaces de controlar lo que ocurre en sus sueños. Cuando una persona es consciente de que está soñando, es lo que se denomina como sueño lúcido. Es probable que te haya ocurrido, pero poder controlar lo que pasa dentro del sueño es algo mucho más complicado. ¿Cómo puedes entrenar a tu cerebro para que esto lo puedas hacer tú?

Es imposible asegurar que siguiendo estos pasos puedas adquirir el control completo de tus sueños, pero los expertos y las personas que son capaces de tener sueños lúcidos dicen que estas técnicas te pueden ser de ayuda.

Sueño de calidad

El primer requisito es asegurarte de que alcanzas la fase de sueño REM: es la única en la que podemos tener un sueño lúcido. Por esos hay que evitar ciertas cosas que puedan alterar nuestro sueño, como la cafeína, el alcohol o las drogas. Un buen colchón y 8 horas de sueño sí serán unos buenos aliados.

Advertisement

Segundo. Piensa que tu objetivo será darte cuenta de que estás dentro de un sueño, y para ello tienes que prestar más atención en la vida real, de forma que puedas diferenciar mejor uno de otro.

Prueba a preguntarte en tu día a día ‘¿Estoy despierto o dormido?’ y trata de responder a esa pregunta con las cosas que ves a tu alrededor. Si te acostumbras a hacer esto durante el día, también te harás las mismas preguntas mientras sueñas, y podrás darte cuenta de si estás dentro de un sueño o no.

Advertisement

Prueba a mirarte los pies y las manos. En nuestros sueños suelen verse desenfocados.
Captura: Youtube

Busca cosas consistentes

Otro consejo: en la vida real hay ciertas cosas que son siempre consistentes, como el tiempo. Acostúmbrate a mirar la hora. Serás capaz de ver si el paso de los minutos funciona de forma coherente, como en la realidad o si es errático, como en los sueños. Prueba también a mirarte los pies y las manos. Los expertos señalan que es muy difícil verlos enfocados en nuestros sueños.

Advertisement

Por último, intenta llevar un diario con tus sueños. Puedes encontrar elementos recurrentes como personas, momentos o lugares que te ayuden a darte cuenta de que estás dentro de uno (sí, como en la película de Di Caprio).

Advertisement

Y si finalmente lo consigues y te das cuenta de que estás soñando, calma. Si te emocionas demasiado lo más seguro es que te despiertes. Respira profundamente y disfruta. Bienvenido a tu sueño.


Para ver más vídeos espectaculares síguenos en nuestro canal de YouTube