Imagen: WA Police

Como si fuera la escena de una pelĂ­cula, una pareja tuvo que recurrir al Ășltimo recurso que tenĂ­a a mano para evitar la tragedia. Atrapados en un pantano famoso por el gran nĂșmero de cocodrilos que lo rodean, escribieron Help en el lodo esperando ser encontrados. ÂżDĂłnde? En Australia, por supuesto.

Los protagonistas de la historia son Shantelle Johnson y su compañero Colen Nulgit, quienes realizaban un viaje de pesca en el Parque Nacional Keep River en el Territorio del Norte de Australia. Antes de partir, le dijeron a algunos amigos dĂłnde iban y salieron ese mismo dĂ­a esperando regresar a la noche, segĂșn informa ABC News.

En un momento dado de la excursión, el vehículo de la pareja se atascó en el lodo en un pantano cuya zona es conocida por su peligrosidad (el siguiente vídeo muestra a uno de los animales atrapado en el pantano el año pasado):

Advertisement

La pareja, ambos de la ciudad de Kununurra, en el este de Kimberley, intentĂł sacar el automĂłvil del lodo, pero no tuvieron Ă©xito. SegĂșn contĂł a los medios Johnson: “Intentamos cavar y tratamos de poner cosas debajo de los neumĂĄticos, pero no hubo remedio, no se movió”.

Al ver como pasaba el tiempo y sin posibilidad de salir de allí, se vieron obligados a pasar la noche dentro del vehículo mientras esperaban un rescate. Sin embargo, el vehículo comenzó a hundirse durante la noche en el pantano. Para empeorar las cosas un poco más, percibieron “dos o tres huellas de cocodrilo” que estimaban que tenían de 5 a 6 metros de largo. Como explicó Nulgit a ABC News:

Nos quedamos en el auto la primera noche y luego vimos subir el agua. Lo agarramos todo y a unos 20 o 30 metros del auto. No tenĂ­amos mucha comida, ni agua o alguna protecciĂłn contra los cocodrilos, pero sabĂ­amos que le habĂ­amos dicho varios amigos dĂłnde estarĂ­amos

Advertisement

Efectivamente, sus allegados habĂ­an alertado a las autoridades al dĂ­a siguiente. La policĂ­a iniciĂł una bĂșsqueda por aire y tierra hasta encontrarlos gracias a la idea que tuvieron mientras esperaban. Escribieron help en el barro. AdemĂĄs, la pareja tambiĂ©n encendiĂł focos para ayudar a los esfuerzos de rescate a encontrarlos durante la noche.

Advertisement

Hoy estĂĄn a salvo y la policĂ­a los ha elogiado en los medios por algo que siempre se debe tener en cuenta cuando alguien accede a alguna zona peligrosa del planeta con posibilidad de perderse: informar a amigos o familiares sobre la ruta y los planes de antemano. Si no lo hubieran hecho, el final de esta historia podrĂ­a haber sido muy diferente. [IFLScience, ABC News]