Encontrarte a la segunda serpiente más grande de Australia tiene que imponer bastante, pero si además la pillas a la hora de comer zampándose un cocodrilo de agua dulce, más te vale sacar la cámara mientras contienes la respiración.

Martin Muller presenció esta escena mientras paseaba en kayak por Mount Isa, en el estado de Queensland. La serpiente de las fotos es una Liasis olivaceus, conocida comúnmente como pitón oliva. Llega a medir cuatro metros de largo y es más suave que otras pitones debido a su alto número de escamas dorsales.

El manjar que devora por completo es un Crocodylus johnstoni o cocodrilo australiano de agua dulce, que habita humedales y r├şos al norte de Australia:

Advertisement

No es tan extra├▒o que una pit├│n de este tama├▒o se coma un cocodrilo. De hecho, puede comerse animales a├║n m├ís grandes si le pasan por la boca tras estirar al m├íximo los ligamentos de la mand├şbula. En 2016, una pit├│n de Birmania devor├│ tres ciervos de cola blanca de una sentada. Termin├│ pesando m├ís de 50 kg.

[GG Wildlife Rescue v├şa BGR]